Castellón rebaja el horario de las tascas para paliar el ruido

El Ayuntamiento de Castellón ha presentado sus medidas para paliar el ruido que se genera en la zona de las tascas y que incluyen, fundamentalmente, la restricción en el horario: los establecimientos estarán obligados a cesar su actividad a las 23.30 horas. A esa hora, agentes de la Policía Local vigilarán el cumplimiento del horario y evitarán que se formen grupos que puedan alterar el descanso de los vecinos. Media hora después, acudirán los servicios de limpieza municipal.

Las mediciones llevadas a cabo en la zona de las tascas entre marzo y abril desvelaron que los valores adecuados se sobrepasaban en más de 10 decibelios durante los jueves, viernes y sábados por la noche. Esta superación de niveles acústicos ha determinado la necesidad de redactar un Plan de Acción Zonal, "pero no es pertinente declarar la zona ZAS", según declaró ayer el concejal de Sostenibilidad, Gonzalo Romero, durante la presentación del plan que, además, limita, de forma temporal, la concesión de licencias para la apertura de nuevos locales. El plan incluye un total de seis medidas encaminadas a compatibilizar el ocio con el descanso de los vecinos. Su aplicación, que se realizará en un periodo de dos o tres meses, conllevará además la instalación de dos medidores de ruido en la zona y la realización de una campaña de concienciación ciudadana para advertir de la necesidad de respetar el descanso de los vecinos.

La zona concentra cada fin de semana a centenares de castellonenses en apenas dos estrechas calles. La vigencia del Plan Acústico Zonal será de un año y si se reducen los umbrales de ruido, se suspenderá su aplicación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de mayo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50