Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cierran cinco plantas textiles en Cataluña con 250 trabajadores

Nueva oleada de despidos en el sector textil catalán. Tres empresas han anunciado a los sindicatos, en apenas 10 días, sus respectivos planes de cierre, que suponen la clausura de cinco fábricas y el despido de 250 trabajadores.

DB Apparel, la antigua división textil de Sara Lee, dueño de marcas como Abanderado, Princesa o Wonderbra, cerrará dos plantas que tiene en la provincia de Girona, en las que trabajan 132 personas. La mayoría son mujeres mayores de 45 años y con 20 de antigüedad, informa Natalia Iglesias. La intención de la empresa, que atribuye la crisis a la competencia asiática, es cerrar en agosto, según los sindicatos.

Hace justo dos años, la multinacional cerró dos fábricas en Barcelona, con casi 200 trabajadores, y despidió a otro centenar en Girona y en Mataró (Barcelona), donde mantiene la sede central y su única fábrica en España. También tiene un almacén logístico en Zaragoza.

El grupo Pasarela, otro caso, echará el cierre a sus fábricas de Reus (Tarragona) y Girona, lo que afectará a 70 personas. Pasarela está especializado en hilados y tejidos de fibras artificiales y sintéticas y, cuando cierre, se quedará sin actividad.

Finalmente, una pequeña empresa que teje lana al lado de Manresa (Barcelona), Textil Riba, ha empezado a negociar su clausura con los sindicatos. Tiene poco más de 60 empleados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de mayo de 2008