Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El reto del catalán

Entre un 60 y un 70% de las clases que se imparten en las universidades de Cataluña son en catalán, idioma que comparte oficialidad con el castellano. Los estudiantes pueden escoger cualquiera de las dos lenguas para realizar sus trabajos y exámenes, pero las clases se dan en uno u otro idioma dependiendo de la preferencia del profesor. Éste es uno de los principales problemas con los que se topan los erasmus a su llegada. "Todas mis clases son en castellano porque lo pedí así a los profesores al principio del curso, y aceptaron", explica Fabricio Assandri, italiano de 23 años y estudiante de periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Sin embargo, reconoce que otros compañeros suyos "no tuvieron la misma suerte y tienen que seguir clases en catalán".

Los alumnos registrados en el International Welcome Point (IWP), el servicio de acogida de la UAB, pueden acceder al Servicio de Lenguas y asistir a clases de catalán gratis, reconocidas como créditos de libre elección. "Italianos, franceses y portugueses, al hablar lenguas románicas, aprenden más rápidamente el catalán y en unos meses saben comunicarse. Para los alemanes, holandeses e ingleses es mucho más difícil", explica Mireia Galí, coordinadora del IWP. A todos los erasmus se les informa a su llegada de la posibilidad de que las clases sean en cualquiera de los dos idiomas, según Galí. Sin embargo, muchos de estos estudiantes se quejan de que no han sido informados de la realidad del catalán en su universidad de origen. Kirsten, estudiante alemana de 24 años de derecho en la Universidad de Barcelona (UB), corrobora este dato: "En las reuniones informativas nos presentaron el catalán como un idioma que se usaba en el círculo familiar. Nos dijeron que era posible que tuviéramos alguna que otra clase en esta lengua, pero cuando llegué, de 12 asignaturas, sólo una era en castellano". Carolina, inglesa de 23 años, en cambio, escogió uno: "Aprendí castellano, pero suspendí muchas asignaturas por culpa del catalán. Prefería irme con un idioma bien aprendido que dos a medias".

Josep Maria Perceval, coordinador del servicio de intercambio de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAB, recomienda que "miren los programas de los canales de televisión en catalán para familiarizarse con el idioma".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de mayo de 2008