Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los secretos de la guerrilla colombiana

Caracas niega los vínculos con la insurgencia

El Gobierno venezolano niega cualquier relación con las FARC. El embajador en Madrid, Alfredo Toro Hardy, se remitió ayer a una serie de testimonios aparecidos recientemente que "evidencian que no hay pruebas de la vinculación de Venezuela con las FARC", según el diplomático.

"Entre esos testimonios está el del secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, durante su comparecencia ante el Subcomité para las Américas de la Cámara de Representantes de EE UU. La congresista por Florida Connie Mack le pregunta: ¿Venezuela apoya a grupos terroristas? Isulza contesta: 'No creo eso, no hay pruebas para afirmar que algo así ocurra ni ningún país miembro de la OEA, ni siquiera Estados Unidos, ha entregado pruebas de eso a la organización".

Toro Hardy aseguró incluso que el propio Gobierno estadounidense reconoce que no hay pruebas contra Caracas. "El pasado 30 de abril se presentó el informe de 2007 sobre el terrorismo en el mundo que hace el Departamento de Estado de EE UU y no se mencionó a Venezuela entre los Estados que financian el terrorismo. El coordinador antiterrorista, Dell Dailey, sólo dijo: 'Los estamos vigilando de cerca. Cuando veamos suficientes indicios los estudiaremos, pero por ahora no vemos esos indicios".

El diplomático venezolano recordó además que 21 expertos y académicos de Washington, entre ellos John Womack, profesor de Historia de Latinoamerica en Harvard, y Larry Birns, director del Consejo para Asuntos Hemisféricos de la ONU, han visto inconsistencias entre lo que dice el Gobierno colombiano y los documentos hallados en el ordenador de Reyes e inspeccionados por Interpol.

Desde Caracas, el director de Información del Ministerio de Relaciones Exteriores, Martín Pacheco, dijo que la posición de Venezuela sobre la información hallada en el ordenador de Raúl Reyes es clara: "La desconocemos. Es una manipulación".

"Como ya ha dicho el ministro de Exteriores, Nicolás Maduro, los papeles constituyen un conjunto de escritos inconsistentes e incomprensibles que, dicho sea de paso, han sido utilizados desde Colombia y Estados Unidos por medios de comunicación inescrupulosos para una campaña temeraria contra el jefe del Estado venezolano", explicó Pacheco por teléfono.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de mayo de 2008