Barcelona se queda sin Saló del Llibre por su escasa repercusión

La espada de Damocles de la indefinición con que nació el Saló del Llibre de Barcelona ha caído sobre su cabeza: la Fundació el Llibre, compuesta por editores y promotora del evento, ha decidido cerrarlo debido a la débil acogida, tanto por parte del público como del propio sector, que ha tenido en las tres ediciones realizadas desde su debut, en noviembre de 2005, en el recinto ferial de Montjuïc.

El que había de ser "un referente internacional, a la altura de los de París, Turín y Bruselas", según dijo en su inauguración la consejera de Cultura, Caterina Mieras, estuvo marcado desde su gestación por la polémica y su dubitativa orientación. La pugna entre libreros y editores por la aplicación de descuentos superiores al 5% legal retrasó tres años el nacimiento de un salón con personalidad bipolar: se quería con alto contenido profesional, con editoriales y agentes internacionales, mientras se buscaba el toque popular que asegurara la rentabilidad y cubriera el hueco de la feria del paseo de Gràcia.

Una ubicación en el calendario muy forzada (a la salida de las ferias del Liber y de Francfort, casi solapándose con la de Guadalajara y cerca de la campaña navideña) remachó el primer aviso al salón, que cerró su estreno con 60.000 visitantes, facturación baja, casi nula presencia de sellos foráneos y la ausencia de potentes grupos españoles (Anaya y Santillana). Antoni Comas, que relevó el 2006 a Manuel Sanglas en la dirección del salón, reforzó su aspecto popular. A pesar de ello, los visitantes se quedaron en 75.000.

"Razón de negocio no había: ¿quién podía ir a adquirir libros a un recinto cuando ya podía hacerlo igual cada día del año en una librería? Entre eso y que hay demasiadas citas, no podía funcionar", aseguró ayer Riccardo Cavallero, consejero delegado de Random House Mondadori, que hace dos años retiró sus editoriales del salón. Cavallero apuesta por "remodelar el Liber y abrirlo al público" y atribuye el fracaso al mal funcionamiento de la patronal: "No podemos seguir pensando en corto y en pequeño". Comas, ilocalizable ayer, propondrá un evento alternativo, según fuentes del sector.

Sobre la firma

Carles Geli

Es periodista de la sección de Cultura en Barcelona, especializado en el sector editorial. Coordina el suplemento ‘Quadern’ del diario. Es coautor de los libros ‘Las tres vidas de Destino’, ‘Mirador, la Catalunya impossible’ y ‘El mundo según Manuel Vázquez Montalbán’. Profesor de periodismo, trabajó en ‘Diari de Barcelona’ y ‘El Periódico’.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS