Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:THOMAS SHANNON | Secretario de Estado adjunto de EE UU | Crisis en la región andina

"EE UU defiende la unidad territorial de Bolivia"

Thomas Shannon es, desde octubre de 2005, secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, nuevo nombre para el principal responsable del Departamento de Estado de las relaciones entre Washington y América Latina. De visita en Madrid, la conversación comienza inevitablemente con la larga campaña electoral norteamericana.

Pregunta. ¿Está muerto el tratado de libre comercio con Colombia?

Respuesta. Depende de los líderes del Partido Demócrata. Desde nuestro punto de vista, y el presidente ha hablado claramente sobre ello, es algo que debemos a Colombia por ser un buen aliado en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

P. ¿Ha empezado ya la transición en Cuba?

"No está claro todavía cuál es el propósito del cambio en Cuba"

R. Sin duda algo está pasando. Hay una serie de medidas que intentan mostrar que el Gobierno tiene la capacidad de promover el cambio. Lo que no está claro todavía es cuál es el propósito de ese cambio. Nuestra política es promover una transición a la democracia, pacífica y cubana, es decir, hecha por los cubanos. Pero, desde nuestro punto de vista, la manera en que uno empieza un proceso así es abriendo un espacio para el diálogo nacional y liberando a los presos políticos.

P. ¿No ha llegado el momento de que Estados Unidos levante el embargo a la isla?

R. Es un tema sobre el que existen muchas opiniones. Queremos acercarnos a Cuba para ayudar a su transformación en un país democrático, no queremos hacerlo sólo para mejorar las relaciones o sólo para ayudar a un Gobierno en un momento no muy bien definido. Buscamos algo más audaz que permitir a los cubanos comprar teléfonos móviles.

P. Desde hace años se dice que la guerra contra el terrorismo ha distraído a Estados Unidos de América Latina.

R. No es verdad. Bush es probablemente el presidente más activo en América Latina desde John F. Kennedy. Ha viajado a la región ocho veces en siete años, 12 veces si se incluye Canadá. Ha visitado más países, ha recibido a más líderes que cualquier otro presidente y ha duplicado la ayuda económica. Al principio de su mandato estábamos dando alrededor de 800 millones de dólares en ayuda al año y ahora un promedio de casi 2.000 millones. Ha negociado además 10 tratados de libre comercio en la región.

P. ¿Cómo se ve desde Washington la situación en Venezuela?

R. En primer lugar creo que el referéndum de diciembre demostró que la democracia tiene la capacidad de defenderse y, en segundo, que el interés principal de los votantes es la capacidad de cada Gobierno para gobernar, de hacer frente a los problemas corrientes como recoger la basura, actuar contra el crimen o asegurar el abastecimiento de alimentos en las tiendas... El pueblo venezolano está enviando una señal fuerte a su Gobierno en este sentido.

P. Bolivia celebra este domingo un polémico referéndum sobre la autonomía de la provincia de Santa Cruz. ¿Cree que hay peligro de ruptura?

R. Nadie en Suramérica apoya una ruptura de la integridad territorial de Bolivia. Nosotros tampoco. Estamos comprometidos con la unidad territorial de todos los países de la región, pero al mismo tiempo estamos a favor de la expresión de una manera democrática de los intereses de los diferentes grupos y sectores. Lo importante en Bolivia en este momento es que hay un conflicto político basado más que nada en el intento de desarrollar una nueva Constitución.

P. América Latina parece girar a la izquierda. El último país en hacerlo ha sido Paraguay.

R. Cada país tiene su propia historia política. Desde mi punto de vista, hablar de izquierda o derecha no tiene el valor que tal vez tenía en el pasado. Lo que estamos viendo en Latinoamérica hoy en día es que los votantes quieren líderes que respondan ante ellos, que entiendan que las cosas más importantes pertenecen a la agenda social, o sea, a la lucha contra la pobreza, contra la desigualdad, contra la exclusión social, y esperan que sus líderes tengan planes de acción para hacer frente a estos problemas. Lo que estamos viendo en cada elección es que los ganadores siempre son quienes muestran que entienden lo que los votantes quieren, sea Lugo en Paraguay, Uribe en Colombia o Lula en Brasil.

P. ¿Es Brasil un socio o un rival?

R. Es un gran socio. Uno de los grandes logros del presidente Lula y del presidente Bush es que están haciendo realidad la potencialidad que siempre ha existido entre los dos países pero que por varias razones nunca se ha consolidado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de mayo de 2008