Los restos hallados en la fosa de Alcalá son de siete jóvenes, entre ellos una mujer

Restos de una mujer figuran entre los vestigios óseos de al menos siete personas hallados el pasado febrero en el curso de unas obras acometidas en el recinto de un antiguo acuartelamiento de la Brigada Paracaidista en Alcalá de Henares. Los huesos formaban parte de esqueletos de siete jóvenes, según la agencia Europa Press, que cita fuentes del Instituto Anatómico Forense. Por los impactos de bala observables en algunos huesos se cree que esas personas murieron en el recinto militar durante o después de la Guerra Civil. Pero su datación no ha sido aún culminada. Dos nuevas bolsas con más restos humanos -fragmentos de cráneos, un hueso cúbito y un radio- de personas que perdieron allí la vida y otra bolsa con efectos personales fueron allegadas al Instituto este martes, según fuentes de la investigación.

Con las botonaduras y placas metálicas enviadas figuran dos zapatos, uno de ellos sin tacón, de mujer. "Se trata de una pieza de calle, no militar ni abotinado", precisó una fuente de la Consejería de Justicia, que sigue el caso. El envío de las tres nuevas bolsas -"cuyo peso no supera el kilogramo", según las mismas fuentes- fue reclamado por los facultativos del Instituto Anatómico Forense después de haber recibido el pasado 12 de marzo hasta cinco bolsas con el grueso de los huesos hasta ayer examinados. El Instituto carece de antropólogo titular por dimisión, meses atrás, de su último responsable departamental, por lo que en los exámenes antropológicos colabora el Instituto Nacional de Toxicología.

La demanda de todos los restos y efectos hallados en la fosa alcalaína fue cursada al juez togado militar número 11 ya que, pese a lo barajado en un principio por fuentes militares, que aseguraban que el caso pasaría de inmediato al Juzgado de Instrucción 3 de Alcalá de Henares, el caso sigue en manos de la Justicia Militar, según la Consejería de Justicia; se invoca para ello que el hallazgo surgió en recinto militar, si bien tras informar su instructor la notitia criminis del hallazgo de restos, el caso ha de pasar a la justicia civil.

Los numerosos acontecimientos acaecidos en ese cuartel a partir de la Guerra Civil -una sublevación militar contra la República, la prisión de 15.000 combatientes comunistas por el coronel Casado y su transformación en cárcel político-militar tras la contienda- dificulta sobremanera el esclarecimiento de aquellas muertes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS