Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanción para España por la filtración del 'Informe PISA'

España ya conoce las primeras sanciones que sufrirá por la filtración de parte de los resultados del Informe PISA 2006 unos días antes de que se publicaran oficialmente. Igual que Alemania, donde una parte de los datos también llegó antes a la prensa, no podrá acceder a varios documentos de trabajo que se redactarán en 2008 sobre el informe de 2006, en el que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) comparó la educación de 57 países.

La OCDE argumenta que la ruptura del embargo ha causado daños políticos en los otros países implicados, que vieron publicados sus datos antes de tiempo. Estas primeras sanciones no suponen un gran perjuicio para España, pero se revisarán periódicamente y, en el peor de los casos, no se le entregarán los resultados de PISA 2009 unos meses antes de su publicación oficial, a finales de 2010.

En la última edición, la OCDE entregó los datos con ese margen al Instituto de Evaluación (organismo del Ministerio de Educación español) y éste, a las comunidades autónomas. Todos firmaron un acuerdo de confidencialidad. Sin embargo, el pasado 28 de noviembre, seis días antes de su publicación oficial en todo el mundo, la revista especializada Magisterio difundió la clasificación de los países en el examen de ciencias. Al día siguiente, los responsables de la OCDE publicaron un avance, obligados, aseguraron, por la difusión de "datos filtrados". Casi cinco meses después, sin que haya trascendido de dónde salió la información, las comunidades acaban de conocer estas primeras sanciones. En noviembre, la OCDE decidirá las siguientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de abril de 2008