Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se abre el plazo de matriculación con la polémica de los modelos de fondo

Las dudas sobre la reforma anunciada por Educación inquietan a los padres

Las centros de enseñanza no universitaria, tanto públicos como privados, abren desde hoy hasta el 11 de abril, el plazo de matriculación. Un años más, las familias tienen que decidir la escuela y el modelo lingüístico prefieren para sus hijos: el A, íntegro en castellano con el euskera como asignatura; el B, bilingüe, y el D, en euskera con el español como materia. Pero esta vez la decisión se ve complicada por la reforma hacia un modelo único basado en euskera anunciada por el Departamento de Educación.

Denon Eskola ve "incertidumbre", pero pide tranquilidad

La reforma, todavía no precisada, no se aplicará hasta el curso 2009-2010, pero la Plataforma por la Libertad Lingüística, formada por 1.500 padres defensores de la enseñanza en castellano, critica que Educación no detalla los proyectos lingüísticos de cada centro y que varios de ellos han suprimido el A escudándose en las intenciones del departamento.

El consejero Tontxu Campos, alegando que el actual sistema no garantiza el dominio del euskera, presentó en marzo de 2007 su propuesta de convertir a la lengua cooficial en vehicular, con un modelo único que plantea alcanzar un nivel B2 -equivalente al First Certificate de inglés- al finalizar la secundaria. Ante la oposición de PP, PSE y el sindicato mayoritario entre el profesorado, CCOO, Campos recalca en sus intervenciones que esta fórmula tiene el respaldo del conjunto del sistema educativo y defiende que garantiza el conocimiento del castellano, ya que cada centro tiene margen para reforzar la lengua con menor presencia en su localidad. El modelo D es hoy el elegido mayoritariamente, y los otros dos apenas se mantienen en los colegios religiosos y en los públicos de zonas con amplia presencia de población inmigrante.

Lourdes Lekuona, presidenta de la federación de Asociaciones de Padres y Madres de Álava, Denon Eskola, entiende la "incertidumbre ante los cambios", pero llama a la tranquilidad y apuesta por la enseñanza en euskera, para que los niños sean competentes en ambas lenguas oficiales: "La demanda de A ha bajado en picado. El D aporta un plus añadido: riqueza cultural y un mejor acceso al mercado laboral".

La presidenta recuerda que este año se mantienen las matrículas en los tres modelos vigentes. Sin embargo, la Plataforma criticó la semana pasada el "oscurantismo" del Gobierno, al que acusa de no publicar los listados de los proyectos lingüísticos de cada centro en Guipúzcoa, y de dar información del curso pasado, en Vizcaya. Además, denuncia la inminente supresión del A anunciado por los colegios concertados de Vitoria Marianistas y Sagrado Corazón, y recoge firmas para demostrar que existe demanda suficiente de castellano en ambos centros religiosos.

Lekuona responde que esa decisión unilateral sería "impensable en la pública", donde las familias "participan en la toma de decisiones en los consejos escolares". "Los padres de la concertada se quejan de no tener capacidad de intervención en un modelo educativo que ellos han elegido", ironiza.

Sin embargo, la Plataforma cree que los colegios concertados se ven obligados a renunciar al modelo A porque Educación recorta las ayudas a la enseñanza en castellano.

A la polémica por la reforma lingüística se ha sumado el toque de atención dado por Educación a los colegios concertados por publicitarse y convocar jornadas de puertas abiertas antes de la apertura del periodo de matriculación. Como los centros públicos tienen prohibido hacerlo, se considera que los privados juegan con ventaja si se adelantan al plazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de marzo de 2008