Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Gendarmería de Marruecos detiene a 21 homosexuales

La Gendarmería marroquí detuvo en Meknes, el pasado fin de semana, a 21 homosexuales en una nueva redada contra gays después de la que tuvo lugar en noviembre en Alcazarquevir, según informó ayer la agencia de prensa oficial (MAP).

Los gays participaban en una fiesta religiosa popular en Mghassiyin, un pueblo cerca de Meknes, dedicada al santón popular Sidi Ali Ben Hamdouch. "Desde tiempos inmemoriales siempre hubo un espacio de tolerancia para los homosexuales" en esa romería, asegura Ahmed Benchemsi, director del semanario Tel Quel.

La Gendarmería actuó tras recibir la denuncia de varias "asociaciones locales", según la MAP, y del senador Idriss Radi, sobrino del ministro de Justicia, según la agencia española Efe. Radi rehusó ayer hacer declaraciones a este periódico.

Los detenidos fueron conducidos ante el juez instructor que, probablemente, les inculpará por "atentar contra las buenas costumbres y la moral pública". Los magistrados evitan acusar de homosexualidad, un delito que puede valer una condena de hasta tres años de cárcel, porque tiene una gran repercusión internacional.

Hace cuatro meses fueron los islamistas los que en Alcazarquevir incitaron a la policía a actuar contra media docena de homosexuales que se reunieron para celebrar una boda gay sin ningún valor legal. Tres semanas después de su detención un tribunal local les condenó a penas de entre cuatro y seis meses de cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de marzo de 2008