Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bogotá afirma que en el ataque a las FARC falleció un ecuatoriano

Quito / Bogotá

Las tensiones diplomáticas entre Ecuador y Colombia, desatadas por el ataque militar colombiano contra un campamento guerrillero en suelo ecuatoriano, se agudizan. El ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, afirmó esta madrugada que el cadáver rescatado y trasladado a Bogotá junto al del abatido número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Raúl Reyes, es de un ciudadano ecuatoriano.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, había advertido el sábado que la situación se complicaría si se hubiese confirmado que entre los muertos en la ofensiva colombiana contra la base de las FARC, el pasado 1 de marzo, figura un ciudadano de su país. El ataque acabó con la vida de 24 guerrilleros, además de Raúl Reyes.

Santos no dio detalles sobre el presunto guerrillero ecuatoriano. Una familia ecuatoriana dijo haber reconocido, a través de fotografías, un pariente, llamado Franklin Aisalia, junto al cadáver de Reyes. De confirmarse la noticia, dijo Correa, "tendría más cola este gravísimo problema, porque ya sería el asesinato de un ecuatoriano en suelo del Ecuador por fuerzas extranjeras". La Organización de Estados Americanos (OEA), añadió, "tendría que actuar de forma contundente porque ya es mucho más complicado el asunto".

Base terrorista

El Gobierno colombiano se limitó en un primer momento a responder que el campamento en el que fue abatido Raúl Reyes era "un sitio de terroristas que actuaban contra el derecho a la seguridad del pueblo colombiano".

Las declaraciones de Correa coinciden con la llegada a Colombia, esta semana, de una misión de observación de la OEA para acompañar el restablecimiento de las relaciones con Ecuador. Éste era uno de los objetivos del Gobierno colombiano, que pretende que este organismo multinacional verifique el cumplimiento de los acuerdos bilaterales en materia de cooperación contra el terrorismo y el narcotráfico.

Colombia ha acusado a Ecuador de hacer caso omiso de las advertencias sobre la presencia de campamentos permanentes de las FARC en su suelo ecuatoriano. Quito ha dicho que todo esto forma parte de una "campaña de desinformación" para justificar el ataque.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de marzo de 2008