Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:EL VIAJERO HABITUAL

Más allá de los molinos

Arquitectura castellano-manchega

Una escalera mecánica que rasga Toledo como un relámpago, un poblado para colonos del siglo XX en Albacete, el hotel Claridge de Alarcón, la capilla Valleacerón de Almadenejos. Nombres como Fernández del Amo, Fisac, Higueras, Zuazo, Moreno Barberá, Aburto, Corrales... Turismo de Castilla-La Mancha reúne en un nuevo folleto medio centenar de edificios cuidadosamente elegidos que trazan una ruta por la arquitectura de los últimos 100 años en Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo. Destacamos cinco de los proyectos que recoge la guía, que también se descarga en Internet.

Poblado de colonización de Cañada del Agra (Albacete). 1966

Cincuenta edificios emblemáticos del siglo XX. Un folleto gratuito sirve a los aficionados al turismo cultural para visitar las obras que Fernández del Amo, Fisac y otros autores dejaron en la comunidad.

José Luis Fernández del Amo dirige, como arquitecto urbanista, una de las operaciones sociales y económicas más importantes de la década de 1960: la repoblación del medio natural a través de nuevos asentamientos rurales. Nacen así los poblados de colonización de Cañada del Agra (Albacete), Villalba de Calatrava (Ciudad Real), La Vereda (Córdoba) y Vegaviana (Cáceres), trazados urbanos con influencias del organicismo nórdico que toman la arquitectura popular como modelo y emplean la luz como herramienta de diálogo con el paisaje. El poblado de Cañada del Agra, de 64 viviendas, responde a un esquema radial que se adapta al desnivel del terreno con manzanas de casas situadas en diferentes cotas. La aportación de Fernández del Amo no se limita a lo arquitectónico, sino que implica en los proyectos a artistas como Pablo Serrano o Manuel Hernández Mompó.

Casa de la Cultura de Ciudad Real. 1957

Entre la iglesia de los dominicos de Alcobendas (1955) y el Centro de Estudios Hidrográficos de Madrid (1959), donde emplea con profusión sus vigas huecas de hormigón pretensado, o vigas hueso, el genial arquitecto manchego Miguel Fisac Serna (Daimiel, Ciudad Real, 1913-Madrid, 2006) firma esta obra que enlaza la arquitectura vernácula manchega con la de maestros como Wright, Le Corbusier y Alvar Aalto. Entre la arquitectura orgánica y el racionalismo, Fisac fue también autor de otros edificios en La Mancha, como la Casa de la Cultura (actual biblioteca pública) de Cuenca y el Instituto Laboral de Daimiel.

Auditorio de Guadalajara. 2002

Una liviana pasarela culminó en 2002, tras cuatro años de obras, el teatro auditorio de Guadalajara, de Luis Rojo de Castro, Begoña Fernández-Shaw y Ángel Verdasco. En sus formas y volúmenes abstractos, el edificio reproduce el orden repetitivo que caracteriza los sistemas urbanos, resultado de un minucioso estudio de su relación con el entorno, con una especial atención a los espacios entre los edificios.

Residencia de mayores de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). 1997

Rotunda y terrosa, pero tan ajena al paisaje como un transatlántico varado, según el modelo propugnado por Le Corbusier. Obra de Ignacio Vicens y José Antonio Ramos, de volúmenes sencillos marcados por la horizontalidad, con fachadas cubiertas de óxido que acentúan su carácter escultural y un interior de patios y jardines conectados entre sí y espacios definidos por la luz natural.

Escaleras de la Granja, en Toledo . 2000

La necesidad de crear un acceso peatonal rápido y para todos al empinado casco monumental de Toledo es resuelta por los arquitectos José Antonio Martínez Lapeña y Elías Torres con unas escaleras mecánicas incrustadas en la ladera del Rodadero, un terreno en pendiente entre la Puerta de la Bisagra y la subida de la Granja. El resultado salva el fuerte desnivel evitando el mimetismo: una herida leve y zigzagueante, como una cicatriz abierta por un rayo en la roca.

- www.turismocastillalamancha.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de marzo de 2008