Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Tabla de quesos multinacional

El grupo francés Lactalis suma Flor de Esgueva a la división de frescos de Kraft

El grupo francés Lactalis, tras la compra en 2006 de la firma italiana Galbani, se convirtió en el primer fabricante mundial de quesos, superando a la empresa Arla Food. En España, las ventas de quesos de la multinacional francesa correspondían en su totalidad a productos fundidos de importación. El primer paso en la ampliación de su "tabla" de quesos la hizo con la compra hace dos años de uno de los buques insignia del queso curado de oveja, Flor de Esgueva, oferta que en este momento se ha ampliado con los quesos frescos tras la adquisición de esta división a la multinacional Kraft Foods con la marca Mama Luise.

Lactalis, antes Besnier, es una empresa familiar, pero a la vez uno de los grandes grupos lácteos en el mundo, con una facturación de 9.000 millones de euros, opera en más de 150 países con instalaciones propias industriales o con una estructura comercial.

El grupo francés quiere seguir creciendo en el sector lácteo español con la compra de otras firmas tanto de queso como de leche

En España, el desembarco del grupo se produjo en 1983 con la constitución de una filial y la compra de una pequeña quesería en Villalba (Lugo) a la empresa Nestlé, con una recogida de sólo 16 millones de litros. El primer gran salto de Lactalis se produjo en 2003 con la compra de los negocios en España del también grupo francés 3A, con sus fábricas y las marcas Lauki y Prado. En la actualidad el grupo en España tiene una recogida superior a los 400 millones de litros y una facturación de unos 450 millones de euros. Hoy, el consejero delegado es Gilles Mezière.

En el segmento de la leche líquida, casi la mitad de las ventas corresponden a la marca Lauki y a otras como Cervera, Prado y President para leches especiales. El grueso de la leche facturada por el grupo corresponde a la producción nacional, pero, en función de los precios y del comportamiento de la demanda, se opera también con leche francesa envasada en España o en Francia.

El queso era una de las asignaturas pendientes para un grupo como el francés, donde este producto ocupa un lugar destacado en su estrategia. En España, el mercado del queso se centra en tres grandes segmentos: los productos curados, el fresco y los quesos fundidos.

El mercado del queso fundido lo ha cubierto el grupo con las importaciones desde Francia, con unas 12.000 toneladas anuales.

En el queso curado de oveja, la empresa francesa se hizo en 2006 con Flor de Esgueva, propiedad de la multinacional Nestlé. La compra de la quesera se produjo consecuencia del acuerdo suscrito entre Nestlé y Lactalis para la construcción de un gran grupo en el sector de los yogures. Desde esa fecha, Lactalis ha procedido a reforzar la firma quesera con una inversión de unos dos millones de euros.

Flor de Esgueva tiene una recogida de unos 22 millones de litros de leche, comercializa algo más de un millón de piezas al año y tiene una facturación de unos 40 millones de euros. Aunque el grueso de sus ventas se centra en el queso añejo y curado, la empresa ha entrado en otros productos como las cremas. Para el nuevo director de la empresa quesera, Alain Delpal, el objetivo es mantener tanto las cifras de recogida, apoyando a los ganaderos a seguir en la actividad, como la calidad en todo el proceso desde la leche al producto final.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de febrero de 2008