Ecuador exige 480 millones por sus licencias a Telefónica y Slim

El Gobierno pide un pago siete veces mayor que en 1993

Algunos Gobiernos latinoamericanos tienen muy claro que azuzar a las multinacionales e imponerles condiciones más duras es una medida popular. Ecuador es el último ejemplo. El país suramericano ha anunciado que las filiales de telefonía móvil de Telefónica (Movistar) y de la mexicana América Móvil (Porta), que controla Carlos Slim, deberán pagar en conjunto 700 millones de dólares (unos 480 millones de euros) para obtener una concesión de 15 años si quieren seguir operando en el país.

Las acciones de Telefónica experimentaron ayer una caída del 1,8% -la peor del Ibex-, aunque el retroceso llegó a ser del 3,5% a lo largo de la jornada.

Los planes de Ecuador suponen un alza de 600% respecto al importe que pagaron Telefónica y América Móvil cuando firmaron sus contratos -que finalizan este año-, en 1993. El presidente Rafael Correa ha insistido en que, si no lo aceptan, pueden abandonar el país andino, informa Reuters. El sorpresivo anuncio se enmarca en la cruzada que libra Correa para aumentar los ingresos estatales con parte de los beneficios que reportan empresas locales y foráneas en sectores estratégicos, como el petrolero, la minería y las telecomunicaciones.

El secretario de Telecomunicaciones, Jaime Guerrero, justificó la exigencia en el hecho de que una concesión "no puede costar lo mismo cuando [las compañías] no tenían clientes que ahora que hay cerca de 10 millones de usuarios". Más que el importe de la concesión, a ambas compañías, que compiten en todo el continente, les preocupa que el caso ecuatoriano marque un precedente y sea seguido por otros Gobiernos de la zona.

Por otra parte, Johan Andsjö, consejero delegado de Yoigo, la cuarta operadora de telefonía móvil en España, aseguró ayer que la compañía "es un proyecto a largo plazo para Telia Sonera y no estamos negociando con nadie". Telia Sonera posee el 76% de Yoigo. Andsjö quiso acabar con los rumores de una posible salida de España y dijo que el reto es lograr el millón de clientes a final de año, informa Ana Pantaleoni. Yoigo cerró 2007 con 427.000 clientes y una cobertura del 42% de la población.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS