Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Multimedia

Ciberfolletín para aprender a prevenir el sida

Todo cabe en Internet. El último invento combina algo tan rancio como una telenovela y una web. Es el ciberfolletín Suspiros en la ciudad, un proyecto desarrollado por la Fundación Triángulo (una ONG dedicada a los derechos de gays, lesbianas y transexuales) y el Ministerio de Sanidad para informar de una manera entretenida sobre la prevención del sida.

La mezcla resulta extraña, pero atractiva. Las aventuras de Guille, Julián, Manuel, Isabel y Raquel -los protagonistas de la historia- van saliendo en las pantallas como viñetas. Los diálogos recurren a los bocadillos de las fotonovelas antiguas (que salen solos en pantalla), y, en vez de pasar página, hay que usar el ratón.

El inicio de la historia, de la que se esperan seis capítulos, es la imagen de un atractivo chico medio desnudo sangrando en una cama. Un cinematográfico flash-back ("dos semanas antes..."), lleva a la presentación de los personajes, que hablan de VIH, condones, prácticas seguras -tanto para gays como para lesbianas- o prostitución con naturalidad, aunque, como en todo folletín que se precie, con sus correspondientes enredos: celos infundados, hermanos que no se hablan, personajes buenos e inocentes...

La única diferencia con una historia tradicional son algunos de los escenarios (un grupo de autoapoyo para personas con VIH, por ejemplo). Lo que aún no se sabe es si la historia acabará en boda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de febrero de 2008