Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Morales sostiene que los cambios son "irreversibles"

El presidente boliviano hace balance tras dos años en el poder

Bolivia ha iniciado un proceso de cambio "irreversible", aseguró ayer el presidente Evo Morales al presentar al Congreso el informe de su segundo año de Gobierno. Morales citó la nueva Constitución, la nacionalización de los hidrocarburos y los procesos autonómicos como "misiones cumplidas" en estos dos años de mandato.

Estos cambios suponen "un camino sin retorno", donde "el pueblo ha tomado su propio destino". Bolivia ha iniciado un proceso de "descolonización" y "nunca más será la misma", dijo.

En su discurso, que se prolongó más de cinco horas, Morales destacó como uno de los logros la instalación de la Asamblea Constituyente, que ha estado paralizada durante meses y que concluyó el pasado diciembre con la aprobación unilateral y contrarreloj, por parte de la mayoría oficialista, de un proyecto de Carta Magna que debe ser sometido a referéndum, y que la oposición rechaza por ilegal.

Respecto a la nacionalización de los hidrocarburos, el presidente boliviano dijo que supondrá para el Estado unos ingresos récord en 2007 cercanos a los 2.000 millones de dólares (1.370 millones de euros). El presidente auguró para 2008 un nivel histórico de inversiones, mientras la oposición denuncia que la polarización y la incertidumbre jurídica están ahuyentando los capitales extranjeros. El presidente boliviano garantizó también las autonomías departamentales, si bien su Gobierno ha sostenido duros enfrentamientos con las autoridades de las regiones opositoras de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija y ha rechazado unos estatutos que califica de "separatistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de enero de 2008