Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cuentas de la presidenta

"Sólo los que rechazan operarse en una clínica privada esperan más de 30 días", insiste la dirigente - Los datos de Sanidad sitúan la demora media en 53

Inasequible al desaliento, la presidenta regional mantuvo ayer que ha cumplido su promesa de reducir la espera máxima para ser intervenido en la sanidad pública a un mes. "Ningún madrileño esperará más de 30 días para operarse", aseguró en la campaña electoral de 2003. "Me comprometo a dimitir si no lo consigo", añadió, ufana.

Han pasado casi cinco años y Aguirre no ha dimitido. Tampoco ha cumplido su promesa. ¿Entonces? Ella misma dio ayer una clave para entender lo que ocurre: "Los que esperan más de 30 días para operarse es porque no aceptan operarse en un hospital privado". Es decir, 13.303 enfermos (a fecha de 30 de septiembre de 2007) quedan excluidos de su promesa. Aguirre explicó esta condición a posteriori, tras ganar las elecciones.

La presidenta puso, también a posteriori, muchas otras condiciones. Una es que de los 30 días excluye los festivos. Otra, que su promesa se refería sólo a las "operaciones no graves", según recordó ayer. Y, por último, que los 30 días no empiezan a contar cuando el médico prescribe la operación, como se hace en toda España, sino a partir de la visita al anestesista: Aguirre coló un plazo de 30 días para que el paciente fuera visto por el anestesista antes de introducirlo en la lista de espera oficial.

¿Cuántos pacientes son realmente operados en los primeros 30 días, como prometió Aguirre? Con tantos matices, es casi imposible saberlo. Aunque es probable que sean muy pocos. O ninguno. Los datos oficiales de la Consejería de Sanidad dicen que 13.138 enfermos fueron operados en el tercer trimestre de 2007 con sólo 10 días laborables de espera media. A ellos, hay que añadir los días que el enfermo haya esperado, hasta 30, para ver al anestesista. Estos mismos datos dicen (véase cuadro) que 8.549 enfermos esperan entre 31 y 180 días (más los 30 del anestesista) para ser operados en su hospital público tras rechazar ser enviados a una clínica privada. Y para 42 más, la espera es de entre 181 y 365 días (más lo del anestesista).

En total, Sanidad calcula que la espera media de todos los enfermos se sitúa en unos 53 días. Sin matices. Como también habla Aguirre. Cuando quiere.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008