Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación reforzará la inmersión en catalán de casi 80.000 alumnos

El tirón de la inmigración justifica la medida en zonas urbanas

Nuevo plan de inmersión lingüística en catalán en las escuelas. Los tiempos cambian y poco tiene que ver la procedencia de los alumnos en las escuelas catalanas de los primeros años de la década de 1980, cuando arrancó la inmersión, con la actual. La inmigración no existía entonces. Hoy representa casi el 13% de los alumnos en escuelas e institutos. Para afrontar los cambios, la Generalitat ha optado por lanzar un plan actualizando la inmersión lingüística. El plan arrancará el 6 de febrero, se aplicará en su primera fase en 84 centros, sobre todo en zonas urbanas con poblacion inmigrante, y costará 2,3 millones de euros. El plan se mantendrá hasta 2013 y al final se calcula que habrán participado en él 500 centros, 3.000 profesores y casi 80.000 alumnos.

En una primera fase, la Generalitat ha preparado a 17 formadores que darán seminarios a 400 profesores de 59 centros de las comarcas de Barcelona, 8 de las de Girona, 12 de las de Tarragona y 5 de las de Lleida.

La inmersión lingüística en catalán se puso en marcha en los años ochenta para garantizar el aprendizaje de esta lengua en las zonas de dominio del castellano, en una situación sociológica diferente. Ahora hay alumnos que van a las aulas de acogida sin saber nada de catalán ni castellano. Educación recalca que en el curso 1999- 2000 apenas el 2,1% de los alumnos eran inmigrantes. Al empezar este curso había 126.000, el 12,9% del total.

El plan tiene tres fases. En la última, que se aplicará a partir del curso 2009-2010, se consolidarán los mecanismos de inmersión lingüística en el aula de primaria y se transmitirán a los centros de secundaria.

Según el consejero de Educación, Ernest Maragall, las técnicas aplicadas servirán para acelerar y optimizar el aprendizaje del catalán, de modo que se obtendrá un "resultado mucho más positivo" y los estudiantes tendrán "más capacidad" para seguir el ritmo de las clases. "No dejamos a los niños a su propia inercia", recalcó el consejero.

El director general del departamento, Joan Badia, señaló que el plan incluirá "técnicas pedagógicas innovadoras", como estímulos visuales y audiovisuales para el aprendizaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 2008