Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia impide que Madrid regule los bancos de cordón umbilical

El Ministerio de Sanidad ha ganado una batalla legal a la Comunidad de Madrid. En una sentencia a la que ha tenido acceso EL PAÍS, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha declarado nula la regulación autonómica sobre bancos de cordón umbilical, lo que obliga a la Consejería a ceñirse a la estatal.

La disputa entre ambas administraciones comenzó a finales de 2006, cuando una ley de Sanidad estableció que los bancos privados de sangre de cordón umbilical deberían tener su material disponible para cualquiera que lo necesitara, aunque los donantes no estuvieran de acuerdo.

La norma pilló a contrapié a Madrid, donde ya estaba previsto que se abrieran los bancos privados de CrioCord y Vidacord, a los que luego se unió Secuvita (las tres han sido parte del recurso presentado por la abogacía del Estado).

La sentencia no entra en el fondo del asunto -la posible coexistencia de bancos de material biológico privado en un país en el que las donaciones son, por ley, anónimas, gratuitas y desinteresadas- porque se ciñe a un defecto de forma. Aún así, afirma que la decisión de si deben permitirse bancos privados "ha de adoptarse a nivel estatal con carácter vinculante para todas las comunidades". También niega que hubiera un "vacío legal", como alegaba Madrid, porque hay una norma anterior, la que regula los trasplantes, que es aplicable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de enero de 2008