Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una proteína abre la puerta a una vacuna contra el VIH

Encontrar una vacuna contra el VIH (el virus de inmunodeficiencia humana, causa del sida) es un objetivo perseguido desde hace dos décadas. La variabilidad del patógeno hace que sea muy difícil que los anticuerpos se formen y actúen. Por eso, el hallazgo de una zona estable de su superficie es una noticia importante, aunque quede mucho camino por recorrer para la vacuna definitiva.

El hallazgo lo han hecho entre el Instituto contra el Cáncer Dana-Farber y la Universidad de Harvard (Estados Unidos). Con una hábil manipulación, esta zona del virus, llamada MPER, se puede hacer accesible, lo que es el primer paso para que el organismo fabrique anticuerpos contra ella y destruya al virus.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de enero de 2008