Liberadas sin rescate las dos cooperantes secuestradas en Somalia

Moratinos asegura que la banda perseguía "relevancia social y política"

Córdoba / Madrid - 02 ene 2008 - 23:00 UTC

Más información

Está previsto que Pilar Bauza, una argentina de 26 años, y Mercedes García, leonesa, de 51, lleguen a España entre las 19.00 y las 22.00 de hoy. No pudieron salir ayer de Somalia debido a que el pequeño aeródromo de Bossaso, una ciudad situada en la región de Puntlandia, no puede utilizarse durante la noche. Las dos permanecían a salvo en el único hotel de la localidad a la espera del avión que les traerá de regreso a España y en el que volarán acompañadas de Leire Pajín, secretaria de Estado de Cooperación Internacional.

Como avance de bienvenida, las campanas de Cuadros (León) repicaron ayer para celebrar la liberación de García, vecina de esta localidad. El alcalde, Marcos Martínez, fue el que mandó que sonaran como muestra de alegría. "Es el mejor inicio del año posible", declaró. García y Bauza han vivido una semana de secuestro en la que la ausencia de información ha mantenido en vilo a sus familias, a los responsables de MSF y a los Gobiernos de España y Argentina. Ambas cooperantes fueron secuestradas el 26 de diciembre por un grupo armado cuando se dirigían, en un todoterreno, al campo de refugiados de Bossaso en el que trabajan. Luego, fueron trasladadas a una zona montañosa, en la que permanecieron hasta ayer.

Seis se entregaron

El mismo día del secuestro, dos de los seis asaltantes se entregaron a la policía somalí, mientras que los cuatro restantes exigieron que se respetasen sus vidas y no ser procesados judicialmente.

Poca era la información que llegaba desde esta convulsa zona de Somalia. Durante el cautiverio, las emisoras locales de Bossaso difundieron un supuesto comunicado de los secuestradores en el que se reclamaban 250.000 dólares (casi 170.000 euros) de rescate. Sin embargo, los gobiernos de Argentina y España negaron ayer que se haya pagado dinero alguno por la liberación de las cooperantes. Según Moratinos, el secuestro hay que comprenderlo "en clave de política interior somalí". Además, la liberación se ha producido gracias a la "movilización" de la sociedad somalí. "Había un verdadero clamor popular" para que terminara su cautiverio, sostuvo el ministro.

El proceso de negociación no ha sido fácil. El propio Moratinos reconoció ayer que el 31 de diciembre vivió "una de las experiencias diplomáticas más intensas" de su carrera. Fuentes de Exteriores indicaron que las negociaciones fueron "tortuosas" y que el 31 de diciembre llegaron "noticias cruzadas" que hicieron temer un desenlace trágico.

Pero, finalmente, las dos cooperantes fueron liberadas ayer. El embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, representó a España en las negociaciones. Ayer, permanecía en Bossaso junto a las dos cooperantes de MSF. Moratinos, que habló por teléfono con la médica, resaltó que ambas mujeres se encuentran en buen estado de salud. "Su deseo más intenso es el de poder volver cuanto antes a Somalia", aseguró.

García trabaja para MSF desde hace cinco años. Cuando fue secuestrada llevaba menos de un mes en Somalia. Por su parte, la enfermera realizaba su primera misión para esta ONG en el país africano desde el pasado agosto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 02 de enero de 2008.

Lo más visto en...

Top 50