Magnicidio en Pakistán

Baitulá Mehsud, enemigo público

El dirigente talibán sospechoso afirma que la 'yihad' traerá "la paz al mundo"

Baitulá Mehsud, de 34 años, jefe talibán paquistaní acusado de estar detrás del asesinato de Benazir Bhutto, es un hombre esquivo y fanático que ha hecho de la yihad (guerra santa) su modo de vida y el instrumento para establecer un Estado islámico en Pakistán y Afganistán. Sus métodos: ataques armados y atentados suicidas. "Sólo la yihad puede traer la paz al mundo", declaraba a la cadena británica BBC a principios de año.

Como lo indica su nombre, Baitulá Mehsud pertenece a la tribu Mehsud, de Waziristán del Sur. Esta conflictiva región paquistaní, fronteriza con Afganistán, se ha convertido en el santuario de los talibanes y de la red terrorista Al Qaeda. El propio Baitulá organiza incursiones al vecino país para combatir "a las fuerzas infieles de América y Reino Unido". Mehsud siente aversión por las fotografías y no permite que se le tomen imágenes, costumbre que comparte con el jefe supremo de los talibanes, el mulá Omar, con el que tiene una buena relación.

Más información

Mehsud es actualmente el principal jefe protalibán de Waziristán, y tiene a sus órdenes a unos 20.000 hombres, muchos extranjeros, que han expulsado virtualmente al Ejército paquistaní de su territorio.

A Mehsud se le responsabiliza de los recientes atentados suicidas en Pakistán. Él ha negado su implicación en los dos ataques contra Bhutto, el último de ellos letal. Pero los periodistas que lo han visitado recuerdan el odio que profesaba contra ella, por ser aliada de EE UU, mujer y chií. "Tendrá lo que se merece", pronosticó su portavoz.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción