Pakistán y EE UU intentan confirmar la muerte de un importante líder talibán

Baitulá Mehsud falleció en un ataque aéreo hace dos días, según fuentes de inteligencia. -Uno de sus ayudantes confirma la noticia

Podría ser el mayor golpe sufrido por los talibanes en Pakistán hasta el momento, pero las fuentes de inteligencia pakistaníes y estadounidenses prefieren ser cautos. Baitulá Mehsud, líder rebelde que se escondía en la zona fronteriza con Afganistán, pudo haber muerto hace dos días junto a una de sus dos esposas y a siete guardaespaldas en un ataque aéreo con aviones no tripulados del Ejército de EE UU. El Gobierno afgano ha explicado que la muerte de Mehsud está "casi confirmada", tan sólo a la espera de encontrar su cadáver.

El ministro paquistaní de Exteriores, Shah Mehmud Qureshi, afirmó en una televisión local que "una vez que la comprobación sobre el terreno reconfirme lo que creo que está casi confirmado estaremos cien por cien seguros".

Más información

Un ayudante de Mehsud ha confirmado que Mehsud está muerto. Islamabad cree que el funeral de Mehsud ha sido celebrado y que hoy los jefes talibanes celebrarán una shura o cónclave para elegir a su próximo líder. Una fuente de inteligencia estadounidense ha afirmado a la cadena ABC que hay un 95% de posibilidades de que Mehsud esté muerto. La Casa Blanca, sin embargo, ha comunicado que no puede confirmar la muerte del líder talibán, según informa Reuters.

Mehsud, de 35 años e hijo de un predicador musulmán es el jefe más importante de la tribu de los Mehsud y se proclamó líder de los talibanes en Pakistán a finales de 2007, agrupando a 13 facciones en el noroeste del país y convirtiéndose en una de las mayores amenazas para las autoridades. Sus milicias son responsables de una oleada de ataques suicidas en territorio paquistaní, entre ellos el atentado que mató a Benazir Bhutto en diciembre de 2007, y al otro lado de la frontera, en Afganistán, donde han atacado a las fuerzas aliadas occidentales. Se cree que dispone de entre 15.000 y 20.000 combatientes a sus órdenes.

El misil disparado por el avión no tripulado alcanzó la casa del suegro de Mehsud, Malik Ikramuddin, en la zona de Zangarha, 15 kilómetros al noreste de Ladha (Waziristán del Sur), alrededor de las 01.00 horas del miércoles en Pakistán (21.00 horas del martes en España).

Reunión de los líderes talibanes

Islamabad cree que los líderes talibanes se reunirán hoy en algún lugar de Waziristán para elegir a un sucesor de Mehsud, y los nombres que barajan son los de Hakimulá Mehsud, Maulana Azmatulá y Wali-ur-Rehman.

Hakimulá Mehsud dirige a los talibanes en tres regiones tribales (Orakzai, Jiber y Kurram) y ocupa uno de los puestos más destacados en la jerarquía de los insurgentes. Azmatulá procede de una de las subtribus de los Mehsud, los Shahbijel, mientras que Wali-ur-Rehman es otro miembros de la shura y portavoz de Baitulá.

Mehmud Shah, ex jefe de seguridad en las zonas tribales de Pakistán, ha declarado a Reuters que duda de que Mehsud pueda ser fácilmente replazado. "Es un duro revés para el movimiento talibán. Era un hombre que daba unidad y decidía objetivos, un gran estratega", ha dicho Shah. Estados Unidos había ofrecido una recompensa de 5 millones de dólares (3,4 millones de euros) por la cabeza de Mehsud.

Una prueba más del cambio de escenario en Pakistán son los enfrentamientos que han estallado hoy entre los partidarios de Mehsud y aquellos del comandante Turkistán Bitani, más cercano al Gobierno de Islamabad, que han causado la muerte a 17 milicianos en Tank, localidad a las puertas de Waziristán del Sur.

Lo más visto en...

Top 50