Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de la UE

González deberá definir las fronteras de la ampliación

Un 'comité de sabios' diseñará la política futura de la UE

Al día siguiente de la firma del Tratado de Lisboa, la UE encargó al ex presidente del Gobierno español Felipe González el diseño de las políticas que debe desarrollar la Unión para atender a las demandas de los ciudadanos. Los jefes de Estado y de Gobierno aprobaron por unanimidad el nombramiento del antiguo dirigente socialista como presidente del llamado Grupo de Reflexión, que trazará las líneas maestras para que la Unión pueda "responder a los desafíos más eficazmente a largo plazo [horizonte 2020- 2030]". El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no descartó que el grupo se ocupe de la ampliación y las fronteras de la UE.

El Consejo Europeo nombró también a los dos vicepresidentes, la jefa de Estado de Letonia, Vaira Vike-Freiberga, y al presidente de Nokia, Jorma Ollila. Los siete miembros restantes del Grupo de Reflexión serán nombrados entre hombres y mujeres del mundo de la ciencia, la cultura, la empresa y la política.

La idea inicial de constituir un grupo de sabios fue lanzada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, pensando en la elaboración de un soporte teórico para definir las fronteras de la UE e impedir la adhesión de Turquía. El líder francés expresó ayer su satisfacción por el nombramiento de González, cuya candidatura él mismo había promovido, con el apoyo posterior de la canciller alemana, Angela Merkel, al que después se sumó el líder italiano, Romano Prodi.

Sarkozy precisó que el Grupo de Reflexión "tiene que pensar en el nuevo sueño europeo, que por supuesto incluye las fronteras y las consecuencias de nuevas ampliaciones". Un mensaje claro para explicitar su oposición al acceso de Turquía a la UE, cuyas negociaciones de adhesión se desarrollan desde 2005. Reino Unido, que apoya la entrada de Turquía, saludó el nombramiento de González y advirtió que el proceso de adhesión sigue adelante, como lo demuestra el hecho de que la semana próxima se abrirán las negociaciones para dos nuevos capítulos.

Zapatero afirmó que "el nombramiento de González es muy bueno para la UE, un éxito para España y un reconocimiento a su trayectoria europeísta". "El nombre de González concitó una gran unanimidad entre los países del norte y del sur y los líderes de la derecha y de la izquierda". Sin embargo, durante las horas previas a su nombramiento se detectaron movimientos en contra en las filas del Partido Popular Europeo.

El presidente del Gobierno español enfatizó la relevancia del nombramiento del hombre que "pondrá las luces largas para diseñar las políticas que la UE deber elaborar en el futuro". Aseguró que "contaría con todo el apoyo del Consejo y del Gobierno español". La deriva de la economía europea, la energía, la inmigración, el cambio climático y la lucha contra el terrorismo serán, sin embargo, los grandes temas de los que se ocupará el Grupo de Reflexión, según insistió el presidente español. El grupo deberá presentar su informe en junio de 2010, al final del mandato de la presidencia española de la UE.

Brown expresó su satisfacción por haber conseguido que los Veintisiete respaldaran una declaración sobre la globalización, que refleja las prioridades de la agenda del Reino Unido: libre comercio, cambio climático y creación de empleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 2007