Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad cierra una clínica de abortos filial de las investigadas en Barcelona

La Comunidad asegura que se "falseaban informes" y el centro lo niega

La Consejería de Sanidad anunció ayer la suspensión cautelar de actividad de una clínica que practica abortos, Instituto CB Medical Ginemedex, situada en la calle de Zurbano 41, por "falsear informes" de interrupciones voluntarias del embarazo practicadas en el centro. Este centro es una sucursal de una de las cinco clínicas (del grupo Ginemedex-TCB) investigadas en Barcelona por presuntos delitos de aborto, falsedad documental, asociación ilícita e intrusismo. Una portavoz de la clínica madrileña afirmó que el centro no tenía "ninguna irregularidad". "Todo esto es una campaña de la derecha pura y dura", aseguró.

El Gobierno madrileño ha ordenado la suspensión cautelar de Ginemedex por el "grave riesgo" para la salud de las pacientes. Según una portavoz de la Consejería, el pasado 5 de diciembre acudieron al centro inspectores sanitarios de la Comunidad: "Se detectaron graves irregularidades. El ginecólogo que supuestamente firmaba los abortos no se correspondía con el que realmente hizo esas interrupciones voluntarias de embarazos de bajo riesgo", dijo la portavoz regional. Este ginecólogo, cuyas iniciales son R.T., aseguró a los inspectores que este año no ha practicado ningún aborto en el centro, según la consejería. A tenor de esta versión, las historias clínicas firmadas a su nombre no correspondían a clientas suyas.

La consejería también asegura que el médico psiquiatra (debe autorizar los abortos por riesgo psíquico, el motivo más aducido) carece del título oficial y sólo tiene un máster.

Los inspectores regionales visitaron ayer otra clínica de interrupciones, Isadora, sin encontrar fallos, según una de sus responsables, Empar Pineda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de diciembre de 2007