La Ley del Cine pasa a la carrera la criba del Senado

El texto potencia la modernización de las salas y la exhibición en pueblos

Como una buena carga del Séptimo de Caballería. El pleno del Senado aprobó ayer por la tarde la Ley del Cine, tramitada en un procedimiento de urgencia para sacarla adelante antes del parón navideño y el final de la legislatura.

A la misma velocidad volverá al Congreso de los Diputados, donde será definitivamente ratificada la semana que viene. Debido a las premuras de tiempo, algunas formaciones se quejaron de la brevedad -"prisas electorales", según el PNV- del debate. Aun así, se ratificó con 247 votos a favor, sin abstenciones ni ningún voto en contra. De las 90 enmiendas presentadas en la Cámara Alta, se incorporaron seis, tres de ellas ya pactadas. Con este trío se concretan las ayudas al sector de la exhibición (la cuota de pantalla obliga a las salas a proyectar un día de cine español por cada tres de "terceros países", es decir, Estados Unidos; y con este añadido se ayudará a los empresarios a la modernización de las salas y se apoyará a las que estén en pequeños núcleos urbanos); al cine de animación (precisa los convenios que se podrán firmar con RTVE); y asegura una equilibrada representación de los profesionales en los órganos colegiados previstos por el nuevo texto legislativo.

Entre las otras tres enmiendas, destaca la incluida por CiU (y apoyada por el PP), que cambia los requisitos para que una obra cinematográfica sea considerada de nacionalidad española: ahora ya no será imprescindible que el director sea español, sino que valdrá con que lo sea el 75% del personal.

En la nueva Ley del Cine, que ya había salido del Congreso de los Diputados aprobada mayoritariamente, se defiende la cuota de pantalla, las ayudas públicas a filmes que superen los 300.000 euros en taquilla o proyectos "de especial interés cultural" y la obligación de las televisiones de coproducir "siempre" con empresas independientes para recibir las ayudas del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA). También considera por primera vez "personal creativo", además de a los directores, guionistas, directores de fotografía y compositores, a los actores y demás artistas y personal técnico.

El proyecto de ley fue presentado por la senadora socialista María José Navarro, en ausencia del ministro de Cultura, César Antonio Molina, que presidía en Santiago de Compostela la Conferencia Sectorial de Cultura. Molina anunció un Plan de Acción de la Carta Cultural Iberoamericana, que arrancará con un primer congreso en México en 2008 dedicado al cine. Para prepararlo se celebrarán diversas reuniones y seminarios con productores, distribuidores, guionistas y actores.

Las luces de la ley

- Apoyo a la exhibición. A cambio de la cuota de pantalla (25% de cine español), aumentan las ayudas a salas en pequeños núcleos urbanos y se apoyará su modernización.

- Autoría. Se considera creador de una película no sólo a los reconocidos tradicionalmente como autores (director, guionista, director de fotografía y compositor), sino también a los actores y personal técnico (montador, director artístico, responsable del sonido, figurinista...).

- Películas en lenguas cooficiales. Nace un fondo económico paralelo al habitual del ICAA, que en colaboración con las Comunidades Autónomas ayudará a la producción, exhibición y distribución de películas en lenguas cooficiales distintas del castellano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 10 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50