Exteriores ofrece a Chávez un encuentro con el Príncipe

Moratinos felicita al líder venezolano por el referéndum

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, telefoneó el martes al embajador de Venezuela en Madrid para transmitirle, "en nombre del Gobierno y del Rey", las felicitaciones del Gobierno español por el buen desarrollo del referéndum sobre la reforma constitucional celebrado el pasado domingo. Al mismo tiempo, el ministro dejó constancia de que "es muy posible y probable" que el príncipe Felipe pueda celebrar una reunión "informal" el 10 de diciembre con el presidente venezolano, Hugo Chávez.

También expresó el deseo del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de normalizar cuanto antes las relaciones con Caracas, después del incidente entre el Rey y Chávez en la última Cumbre Iberoamericana.

Esta versión de los hechos fue confirmada anoche en todos sus detalles por el portavoz de Exteriores, Manuel Cacho. A lo largo de la tarde, fuentes de la Casa Real habían rechazado los rumores sobre la felicitación de Moratinos y sobre la disponibilidad del Príncipe para reunirse con el líder venezolano. Tras la confirmación de Exteriores, las mismas fuentes reiteraron que la Casa Real no tiene programada la entrevista citada del Príncipe, y añadieron que éste no será portavoz de ningún mensaje, aunque no excluyeron que pudiera tener algún encuentro fortuito con el líder venezolano.

El lunes en Buenos Aires

Don Felipe y Chávez coincidirán el próximo lunes en Buenos Aires, durante la toma de posesión de la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner. El líder venezolano ya había anunciado que había recibido mensajes apaciguadores del Rey en los que se le ofrecía un próximo contacto. Pero reiteró que las relaciones con España no se normalizarían hasta que don Juan Carlos se excuse personalmente por haberle mandado callar. Ayer, Chávez volvió a insistir, diciendo que se le había pedido una audiencia para el Príncipe. La confirmación de los hechos por Exteriores fue posterior a sus declaraciones.

Hugo Chávez ha utilizado continuamente el incidente de la Cumbre en Santiago de Chile para agitar su campaña del referéndum, con declaraciones intempestivas e insultantes hacia el jefe del Estado español. Exteriores ha seguido la estrategia de no responder, para evitar una ruptura traumática de la que, en su opinión, podrían derivarse mayores peligros para los intereses españoles en Venezuela.

En los últimos días, mientras el líder venezolano subía sin límite el tono de sus intervenciones, fuentes del ministerio de Moratinos indicaron que el Gobierno no respondería a tales palabras, al menos hasta que no se conocieran los resultados del referéndum, que finalmente han sido negativos para Chávez porque su reforma constitucional ha sido rechazada. No parece haber cambiado, sin embargo, el análisis de la diplomacia española: lo más conveniente sigue siendo tender puentes.

No es anómalo que el Gobierno felicite a un dirigente extranjero en nombre del Rey, aunque el jefe de Estado suele cursar sus felicitaciones personalmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50