Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CALLE / En la 'web'

Madrid-Barcelona

El juego de las emulaciones entre Madrid y Barcelona es interminable. Que si una tiene mar, que si otra tiene más vidilla. Pero a veces se abren debates de más alcance. Enrique Dans -MBA por el Instituto de Empresa y CPCL por Harvard- propuso en su blog enriquedans.com una pregunta en septiembre que ha tenido 165 comentarios: Si fueses una empresa de Internet con una fuerte base tecnológica de investigación, ¿qué ciudad escogerías para instalarte, Madrid o Barcelona?

Kiki asegura: "Hace 10 años estaba claro: Barcelona. En Madrid había mucha más caspa y Barcelona respiraba modernidad. Ahora no está tan clara la decisión. Soy de Madrid, y creo que en Barcelona se curra más parecido a Europa. En Madrid se curra como en Marruecos, mucho café, mucha reunión, comidas largas, mucho contacto. Ahora bien, ¿qué es mejor? Depende del tipo de negocio. Últimamente el clima de negocio en bcn está bastante de capa caída, mientras que Madrid cada día es más competitivo, se toman menos cafés y se come menos".

El asunto del idioma sale a menudo. Varios citan el rechazo de los ejecutivos a que sus hijos, o ellos mismos, tengan que aprender catalán. Hans Schröd optaría por Madrid, "y no es por los callos". Considera que ahí están los centros de decisión importantes, pero rechaza el argumento del idioma: no ha vivido este supuesto problema ni en la calle ni con los equipos de investigación porque, además, "al final sólo se habla inglés". Pleitaguensam asegura que en Barcelona hay más gente que sabe inglés que en Madrid. Miguel Rebollo miraría el número de alumnos de fuera de su comunidad en sus universidades (Madrid, el 28% y Cataluña, el 17%).

Las conexiones aéreas son un factor que favorece la elección de Madrid. A pesar de ellos, un posteador que dice ser extranjero asegura: "bcn ofrece más ventajas en calidad de vida y feeling más europeo".

Pero luego están quienes rechazan el dilema. O porque, al final, lo que más influye es dónde vive el director general. O porque, y éste es un argumento de más peso, la industria digital puede crecer en casi cualquier parte. Ni Microsoft ni Google, por ejemplo, se afincaron en Nueva York o en la capital. De ahí que muchos contertulios hablan de experiencias empresariales en Sevilla, Valencia, Málaga, Vigo...

Y para descansar, se puede ir a Googlefight (Pelea en Google). Se propone el nombre de las dos ciudades y te da el número de veces que sus arañas los han localizado en Internet. Madrid, 280 millones de veces; Barcelona, 252.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de diciembre de 2007