Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amigo afirma que el discurso de Blázquez no representa a la Iglesia

Las declaraciones del presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el obispo Ricardo Blázquez, en las que el lunes pidió perdón para la Iglesia por la Guerra Civil han despertado una oleada de reacciones. Algunos, como el PSOE, celebran las palabras de Blázquez. Otros, como el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, desvinculan a la Iglesia católica del discurso del presidente de la Conferencia Episcopal y aseguran que éste es su pensamiento "y no es algo programático".

"Pueden estar seguros de que él dijo realmente lo que es ahora el pensamiento del presidente de la Conferencia Episcopal", subrayó ayer Amigo en los pasillos del Senado. El cardenal arzobispo de Sevilla declaró además que el discurso de Blázquez hay que "leerlo íntegro" porque "sacar una frase del total puede producir malestar en unos y aplausos en otros".

El portavoz del Partido Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, aseguró ayer que el mensaje de la CEE en el que se llamaba también al perdón y la reconciliación entre los afectados por la Guerra Civil no supone una novedad. "El discurso del perdón, de la reconciliación y del amor al prójimo es una constante en la Iglesia", dijo. Esta idea siempre está en los mensajes de los obispos, añadió Zaplana, aunque unas veces "pasa inadvertido" y otras se eleva para darle "importancia".

Opinión positiva

El portavoz de Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, juzgó ayer "positiva y sincera" la declaración de Blázquez "sobre una petición de perdón en el caso de que la Iglesia haya realizado acciones u omisiones que merezcan ser perdonadas porque son acciones que no debieron hacerse nunca". El PSOE otorga "la máxima importancia" a las palabras del obispo, porque no vienen de un miembro cualquiera de la jerarquía eclesiástica, sino del presidente de la Conferencia Episcopal.

El presidente de la ONG Mensajeros de la Paz y Premio Príncipe de Asturias de Cooperación, el padre Angel García, consideró ayer una "valoración muy honesta" la hecha por Blázquez. "Deseo que su opinión sea la de todos los obispos de España", añadió. El teólogo Juan José Tamayo exigió ayer que la CEE pida perdón "explícitamente" por los actos que pudo cometer en la guerra, aunque reconoció que el discurso de Blázquez "es un paso adelante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de noviembre de 2007