Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maragall revela que acordó con González que el AVE llegara primero a Sevilla

Pasqual Maragall ha vuelto a rescatar episodios de su pasado político. El ex presidente de la Generalitat reveló ayer en S'Agaró (Baix Empordà) un "pacto no escrito" con el presidente Felipe González cuando el primero era alcalde de Barcelona. "Me dijo: yo daré apoyo a los Juegos Olímpicos con todas las inversiones que haga falta y toda la ilusión, pero tú tienes que admitir que la primera línea de alta velocidad española será Madrid-Sevilla", recordó.

Maragall reconoció que en aquel momento encontró esta petición "un tanto chocante" y añadió que González "fue muy astuto. Me dio razones de peso, como que así llegábamos hasta África". El ex dirigente y ex militante socialista reconoció que "la cosa salió bien" pero también lamentó las deficientes conexiones viarias y ferroviarias que vive actualmente Cataluña y que, a su juicio, son herencia de una "visión radial" de España. En este sentido, Maragall sostuvo: "España, con un solo centro, no tiene suficiente" y lamentó que el desarrollo actual de las infraestructuras sigan respondiendo a un modelo "centrípeto". Según él, hasta hace poco "no se entendía" que la línea de tren Bilbao-Barcelona fuera más importante que la de "Madrid-Zamora. Y me temo que ahora mismo tampoco se entiende del todo", añadió.

Josu Jon Imaz

Maragall hizo estas declaraciones en el marco del XII Encuentro de Economía de S'Agaró, donde ayer clausuró las conferencias junto con el presidente del Partido Nacionalista Vasco, Josu Jon Imaz.

El tema central de la jornada era el futuro de Europa y la globalización de la economía mediterránea, pero el ex presidente de la Generalitat aprovechó la coyuntura y la actualidad para hablar de infraestructuras y cargó, de paso, contra el ex presidente del Gobierno José María Aznar, a quien reprochó su "visión radial" del Estado. "Le insistí sobre el AVE a Barcelona y me dijo que el objetivo era unir Madrid con todas las provincias españolas", precisó. "Ahora estamos como estamos. Lo que ocurrirá será que otros países nos pasarán adelante", aseguró Maragall.

En cuanto al debate sobre la economía catalana, expresó su preocupación por la falta de empresas de capital riesgo en Cataluña. "Ahora ya no hay riesgo, que era lo que nos definía antes", dijo.

Por su parte, Josu Jon Imaz instó a buscar "mecanismos estables" y "realidades" en las que "todos nos sintamos cómodos" y pidió acabar con el "debate semanal de que se rompe España" y con los "esencialismos más nocivos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de noviembre de 2007