Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad quiere que vuelvan los 'cerebros' que emigraron

"¿Qué podemos hacer para que volváis a España?", preguntó el ministro de Sanidad, Bernat Soria, a un grupo de investigadores españoles del Instituto Karolinska, de Estocolmo, con los que se reunió hace dos semanas. El Gobierno quiere saber qué tiene que hacer para frenar la fuga de capital humano y facilitar "el retorno de cerebros", y está trabajando en estos momentos en un proyecto de "fichaje a la carta" para recuperar a científicos españoles.

Según Soria, los investigadores no suelen ser especialmente exigentes en términos salariales. "Aunque también es importante", precisó. Asegura que lo que más pesa a la hora de decidir marcharse son las condiciones en las que pueden desarrollar su trabajo de investigación, como equipos, espacio y otros condicionantes técnicos.

El ministro hizo ayer este anuncio en el Hospital Nacional de Parapléjicos en Toledo, centro de referencia que se convertirá también en el centro coordinador de todas las terapias regenerativas de lesiones medulares.

Disculpas de la ONU

Soria, uno de los ministros estrella del final de la legislatura, acudió por la tarde al Congreso, donde explicó a la comisión mixta [diputados y senadores] los resultados -positivos- de la última encuesta escolar sobre consumo de drogas. Ésta, que ya fue presentada en un Consejo de Ministros, muestra que, por primera vez desde 1994, disminuye el consumo de hachís y cocaína entre estudiantes. El ministro indicó que la ONU se había "disculpado" por los errores metodológicos de su último informe sobre consumo de drogas, que situaba a España a la cabeza del consumo de estas sustancias.

Naciones Unidas reconocía sobre todo que el informe había evaluado mal el caso de Miranda de Ebro (Burgos), identificada como una de las localidades con mayor proporción de consumidores de cocaína, dijo Soria.

El ministro aprovechó su comparecencia -pedida por él- para anunciar la elaboración de cuatro millones de guías sobre el riesgo de las drogas. Estos folletos serán enviados a otros tantos domicilios, para que padres y madres los usen y debatan con sus hijos.

También, al hilo de los controles de consumo de estupefacientes entre conductores, anunció una campaña dirigida a las autoescuelas para prevenir la concurrencia de drogas y tráfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de octubre de 2007