Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia rechaza el nuevo plan para el escudo antimisiles

Rusia consideró ayer insuficientes las concesiones hechas por Estados Unidos en el conflicto sobre la instalación de un escudo antimisiles en Europa, contrapartidas que los aliados valoraron como "una oferta muy sólida", en palabras del secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer.

"Nada de lo que nos han propuesto nos satisface. Nuestra posición es la misma", manifestó el ministro de Defensa ruso, Anatoli Serdiukov, al concluir una reunión informal de ministros de Defensa de la OTAN con su contraparte de Moscú. Tras señalar que Rusia y los aliados discrepan en diversas cuestiones, incluidas la defensa antimisiles que EE UU insiste en instalar en Europa y el tratado sobre fuerzas convencionales, Serdiukov encontró un elemento positivo: "Washington está empezando a entender mejor nuestras posiciones".

Robert Gates, jefe del Pentágono, explicó a sus colegas las ultimas propuestas presentadas a mediados de mes en Moscú. Washington está dispuesto a retrasar la operatividad del escudo antimisiles que negocia con la República Checa y Polonia con vistas a proteger el continente de Irán hasta que Moscú acepte que hay pruebas evidentes del peligro iraní.

Además, EE UU está dispuesto a que representantes rusos estén presentes, si así lo admiten Praga y Varsovia, en las instalaciones militares correspondientes para que comprueben que no están dirigidas contra Rusia. Washington también propone compartir con Rusia el mando y control de los sistemas, aunque reservándose el derecho de pulsar el botón cuando lo considere.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2007