Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fusión de Molson Coors y SABMiller crea en EE UU un gigante de la cerveza

La industria cervecera vio nacer ayer a un nuevo gigante, después de que la embotelladora Molson Coors Brewing y su rival británica SABMiller anunciaran la combinación de sus operaciones, para sobrevivir a los cambios de tendencia en la industria de las bebidas alcohólicas. La compañía que surja de la fusión tendrá unos ingresos anuales cercanos a los 6.600 millones de dólares (4.715 millones de euros).

El matrimonio empresarial pone en duda la supremacía de Anheuser-Busch, que domina desde hace décadas el mercado cervecero estadounidense con casi la mitad de las ventas. Miller Brewing, que comercializa la marca Miller Lite, es el segundo mayor grupo cervecero en ventas en EE UU, con una cuota de mercado del 20%, mientras que Coors Brewing, propietaria de Coors Light, ocupa el tercer lugar con el 11% de las ventas. Anheuser, conocida por la marca Budweiser, está viendo además cómo pierde posiciones en el mercado exterior, donde pasó de ser el número uno a escala mundial al tercer puesto en el escalafón de esta industria. SABMiller, de hecho, está concentrando parte de su estrategia expansiva en el frente internacional por la vía de las adquisiciones y alianzas con sus rivales, en este caso la compañía con sede en Denver.

Aunque la operación se considera una fusión, SABMiller controlará un 58% del capital del nuevo gigante, mientras que Molson Coors tendrá el 42% restante. Sin embargo, tendrán los derechos de voto a partes iguales. La transacción se espera que esté cerrada a mediados de 2008 y la intención es que la nueva compañía esté presidida por Pete Coors y gestionada por Leo Kiely, consejero delegado de Molson.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de octubre de 2007