Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El estado de la medicina

Faltan médicos, o están mal repartidos

Entre 2016 y 2026 se jubilarán 54.000 facultativos - Aragón tiene una proporción de especialistas que casi duplica la de Melilla - Sanidad carece de un registro de profesionales

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, lo volvió a repetir el sábado pasado: uno de sus compromisos es adecuar la demanda y la oferta de médicos, presente y futura. Con ello volvía a poner sobre el tapete uno de los argumentos que más ha repetido desde que llegó al cargo en julio: faltan médicos, y más que van a faltar.

Pero el asunto no está tan claro. España es, por detrás de Grecia, Bélgica e Italia, el cuarto país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en proporción de facultativos por cada 100.000 habitantes. En 2006, esta relación era de 398,20, por delante de todo el G-8.

Entonces, ¿cuál es el problema? Para el secretario de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, es más de reparto que de cantidad. "Objetivamente, no hacen falta más médicos, lo que no quita para que sea verdad que faltan en algunos sitios y en algunas especialidades. ¿Estamos gestionando bien o mal el sistema?", declaró. La primera prueba de que no está gestionando bien es que no hay un registro de especialistas. Sanidad hizo este año una estimación, pero está pendiente de completarla con las comunidades autónomas. Según aquel trabajo, ya hay déficit de especialistas en Medicina de Familia -los interesados, reunidos la semana pasada, calculan que son la mitad de los necesarios-, pediatras, anestesistas y radiólogos.

Pero para Rodríguez Sendín el problema es de reparto. Aragón, con 525,51 médicos por cada 100.000 habitantes, tiene casi el doble que los 292,05 de Melilla. Esta ciudad autónoma es la única que está por debajo de la media de la OCDE. "Pero ni siquiera la tasa por comunidades mide de verdad la desigualdad. En Aragón, no es lo mismo Zaragoza que Teruel, donde no quiere ir nadie. Incluso dentro de una misma ciudad la situación es distinta de un hospital a otro", añade.

De cara al futuro, la situación va a empeorar. Según un estudio de la Fundación CESM (Confederación Estatal de Sindicatos Médicos), la proporción de médicos por habitantes -según las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística- alcanzará un máximo en 2014, y luego empezará a descender. La causa es que la mitad de los 200.000 médicos colegiados (de los que aproximadamente 100.000 trabajan en el sistema público) tiene más de 45 años, y empezarán a jubilarse.

"Es verdad que entre 2016 y 2026 se van a jubilar unos 54.000 profesionales", admite Rodríguez Sendín, "pero la tasa de reemplazo está garantizada", asegura. Para ello cuenta con dos cifras: cada año salen de las facultades de Medicina entre 4.000 y 4.200 licenciados, un número que crecerá porque se ha ampliado el numerus clausus. Ello quiere decir que en 10 años se formarán como mínimo 45.000 médicos. A ellos hay que sumar los aproximadamente mil extranjeros que homologan sus títulos cada año. "También hay que restar los cerca de 900 que salen cada año a otros países, pero la mayoría vuelve al cabo de un par de años", dice Rodríguez Sendín.

Pero el número de licenciados no es el bueno. Lo que importa son las plazas MIR (de médico especialista, la puerta de entrada al sistema), y éstas también están en aumento. Para la próxima convocatoria Sanidad ha establecido 6.800, un 8% más que el año anterior. Para la Fundación CESM es un aumento insuficiente. Calcula que para revertir la tendencia descendente en el ratio entre médicos y población debe aumentarse la oferta formativa más de un 35%. Y ese efecto se empezará a notar en 2024.

Mientras tanto, para Rodríguez Sendín la solución está en equilibrar las ofertas de especialidades, y, sobre todo, reforzar la primaria, "que, aunque sea menos atractiva para muchos, debe atender un 94% de las patologías". Un reto cuyo resultado sólo un registro real de los profesionales podrá dar.

El reto de una actividad que se feminiza

Entre los médicos menores de 35 años, las profesionales colegiadas (24.000) son el doble que los profesionales (12.000). Ello supone un cambio radical frente a lo que era habitual (entre los mayores de 65 años hay 5.000 varones y 600 mujeres), que tiene implicaciones en la programación de las autoridades sanitarias.El primero, que esas mujeres están en edad de tener hijos. Quieren formar una familia y, por lo tanto, habrá que cubrir las bajas de maternidad. En el reciente estatuto laboral de los MIR se incluyen excepciones, como un límite de guardias para las embarazadas.Pero lo más importante de este cambio del sexo de los trabajadores es que médicos y médicas tienen preferencias distintas, según destaca un informe realizado por la Fundación CESM (Confederación Estatal de Sindicatos Médicos).La prueba de esta tendencia está en las peticiones de plazas para hacer la especialización (MIR). De media, hay dos mujeres por cada hombre, como corresponde con la población que se licencia, pero esta proporción no es uniforme. Cirugía pediátrica, Obstetricia o Pediatría reciben tres peticiones de mujeres por cada una de un hombre. En cambio, Neurología, Urología o Cirugía Cardiovascular siguen copadas por ellos.

'Aprobados' para el MIR con nota negativa

El MIR ya no es lo que era. El temido examen que dejaba frustrados a muchos aspirantes a médico especialista se ha devaluado cuando se han invertido los números entre oferta y demanda. En el último año salieron de las facultades de Medicina 4.200 licenciados, y los hospitales -empujados por las necesidades de los gobiernos autonómicos de tener más especialistas- ofertaron más de 6.000 plazas para el MIR.El resultado, según el secretario de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, es que han conseguido plaza licenciados que en la prueba, tipo test, sacaron incluso una nota negativa. "Ha habido casos de un -20", afirma.Esto se debe a que en el examen, para evitar que los opositores contesten al azar, se restan puntos por las respuestas falsas. Para sacar un -20 hay que haber fallado más preguntas que las acertadas o dejadas sin contestar.El desequilibrio va a seguir. La ampliación de las plazas para estudiantes de Medicina va poco a poco, y las autoridades sanitarias tienen prisa para cubrir los huecos que crean con la inauguración de nuevos hospitales. Los expertos temen que la calidad se resienta, y alguno -que prefiere no dar su nombre- cree que es mejor llenarlas de extranjeros formados que de españoles con mal expediente.

LA MEDICINA, EN CIFRAS

Hay 29 facultadesde Medicina en España. Dos de ellas son privadas.El curso pasado tenían 28.954 alumnos.Ese mismo año habían entrado en primero 4.711 estudiantes nuevos.En el último lustro se han graduado una media de 4.060 médicos cada año.La oferta de plazas MIR en 2007 alcanza las 6.800, un 8% más que en años anteriores.Un 25% de los médicos formados en España busca trabajo fuera, y llegan mil extranjeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de octubre de 2007

Más información