España reanuda la cooperación con Cuba cuatro años después

La Habana decidió suspenderla en respuesta a las sanciones diplomáticas de la UE en 2003

Pasito a pasito, y no sin vaivenes y turbulencias, las relaciones hispano-cubanas se normalizan. Ayer, ambos gobiernos firmaron en La Habana el acta de la Comisión Mixta de Cooperación al Desarrollo, que permitirá regular la colaboración oficial española con la isla tras cuatro años de interrupción y desencuentros. "Es ilógico que no estemos presentes en Cuba como en el resto de América Latina", declaró la secretaria de Estado de Cooperación, Leire Pajín.

El viaje a Cuba de la secretaria de Estado de Cooperación, Leire Pajín, coincidió con el XV encuentro del Comité Empresarial Hispano Cubano, en el que se dio a conocer que las exportaciones españolas a la isla crecieron un 28% en 2006, un récord histórico que consolida a Cuba como tercer cliente comercial de España en América Latina.

El restablecimiento de la cooperación, suspendida de modo unilateral por La Habana como respuesta a las sanciones diplomáticas de la Unión Europea en 2003 en represalia al encarcelamiento de 75 disidentes, es parte de los acuerdos alcanzados en abril entre el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y su homólogo cubano, Felipe Pérez Roque.

Moratinos y Roque acordaron entonces el establecimiento de un mecanismo de consultas de alto nivel y un diálogo sobre derechos humanos, expresaron la disposición a negociar asuntos calientes, como el de la abultada deuda cubana o la reapertura del Centro Cultural Español, que se ha convertido en una cuestión de principios para ambas partes y decidieron reiniciar la cooperación bilateral de inmediato.

En los últimos meses, ambas partes se sentaron a conciliar cifras de la deuda y llegaron a un acuerdo, primer paso para desbloquear un problema que desde hace años mantiene cerradas todas las líneas de crédito oficial. El mecanismo de consultas políticas funciona con bastante fluidez entre Moratinos y Pérez Roque; y el diálogo sobre derechos humanos comenzó en La Habana en mayo y seguirá en Madrid en noviembre, según han acordado los cancilleres en Nueva York.

Ayer, después de meses de negociaciones, cerradas esta semana al más alto nivel en Nueva York, Leire Pajín y la ministra de Inversiones Extranjeras y Colaboración Económica de Cuba, Marta Lomas, dejaron establecida la Comisión Mixta, que definirá instrumentos, sectores y zonas geográficas de actuación para la cooperación española en Cuba, y que podría suponer el financiamiento de proyectos de colaboración por más de 20 millones de euros anuales, cantidad similar a la que se ejecuta con otros países del área.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Asuntos como la recuperación del centro Cultural Español, que ambas delegaciones se han comprometido a discutir, siguen generando discrepancias, igual que la clasificación de Cuba en el plan español de cooperación. En las actas de la Comisión queda reflejado que la delegación española expresó su deseo de que se reabra el Centro Cultural, y se recuerda "el acuerdo alcanzado" en abril por los cancilleres que abre el camino a negociar su recuperación. La inclusión de la reclamación española sobre el Centro Cultural en la Comisión Mixta es relevante, pues de este modo se asegura el seguimiento del tema, según Pajín.

Para la secretaria de Estado, la reanudación de la cooperación oficial con Cuba es importante y servirá para crear el marco adecuado para que las ayudas se canalicen con mayor efectividad y beneficien a la población: "En realidad, la cooperación española con Cuba nunca se interrumpió. Las autonomías y municipios, incluso bajo gobiernos del PP, han seguido realizando y financiados proyectos [el año pasado el valor de estos supero los 10 millones de dólares]. Es ilógico que no estemos presentes en Cuba, como en el resto de América Latina". La filosofía española, en cuanto a la colaboración y las relaciones económicas, es que con independencia de los vaivenes políticos y de tormentas coyunturales España debe estar presente en Cuba, y ahora más que nunca.

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, saluda en La Habana al vicepresidente cubano, José Ramón Fernández, en presencia de Alfredo Guevara, presidente de la Fundación Nuevo Cine Latinoamericano; Carlos Alonso Zaldívar, embajador de España en Cuba, y el historiador Eusebio Leal Spengler.
La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, saluda en La Habana al vicepresidente cubano, José Ramón Fernández, en presencia de Alfredo Guevara, presidente de la Fundación Nuevo Cine Latinoamericano; Carlos Alonso Zaldívar, embajador de España en Cuba, y el historiador Eusebio Leal Spengler.EFE

El mayor inversor en la isla

La Habana

El viaje a Cuba de la secretaria de Estado de Cooperación Internacional coincidió con el del presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Javier Gómez Navarro, al frente de una delegación de unos 50 empresarios que participaron en el XV encuentro del Comité Empresarial Hispano Cubano. Todo un símbolo. Las empresas españolas vendieron el año pasado a la isla mercancías por valor de 629 millones de euros, un 28 % más que en 2005, y 2007 podría marcar un nuevo hito: hasta agosto, las exportaciones se incrementaron un 15%. Según Gómez Navarro, "España es líder también en inversiones seguido de Canadá e Italia". Para Pajín la moraleja es de cajón: "si los empresarios están presentes y las autonomías nunca han dejado de cooperar, cómo España va a estar ausente de Cuba". Otra cosa es que los gobiernos tengan discrepancias.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS