Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:La subida de las hipotecas

Dos años de sustos

Una de cada cuatro familias tiene una hipoteca. La subida de los últimos 23 meses afecta más a los que se han endeudado más tarde

"El problema no está en el aumento de los tipos de interés, sino en los precios desorbitados de la vivienda". Es la opinión de Enrique García, portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que apunta a los que han firmado sus hipotecas a partir de 2005 como los más afectados por el imparable ascenso del Euríbor de los últimos 23 meses. Y son los más afectados porque además de comprar a precios muy altos han visto subir como la espuma lo que pagan cada mes por su piso.

Sumando los dos problemas a los que se refiere García, el resultado es que las familias españolas se encuentran en una situación límite de endeudamiento, que en el último año alcanzó el 115% de su renta disponible, según un estudio de Caixa Catalunya hecho público esta semana.

MÁS INFORMACIÓN

Al colocarse en el 4,666%, el Euríbor se acerca a los niveles más altos alcanzados por el índice al que se referencia la mayor parte de hipotecas variables, casi el 98% de las que se firmaron el pasado mes de mayo, el último del que tiene datos el Instituto Nacional de Estadística.

Los que tengan que actualizar este mes el préstamo por vivienda -y suponiendo que están en la media: unos 150.000 euros a pagar en 25 años- se encontrarán con una factura unos 90 euros superior a la del año pasado. Un total de 90 euros que se convierten en 1.080 anuales, lo que supone según la OCU, un "golpe a las familias", que están llegando a una situación límite. Este "golpe" al que se refiere García impacta de lleno en uno de cada cuatro hogares, que son los que, según la última encuesta de presupuestos familiares, está todavía pagando la deuda por su vivienda.

Además, la subida del Euríbor no sólo afecta a la hipoteca por la vivienda, sino que también encarece las letras del coche y toda la financiación externa en general.

Y en el horizonte asoma un nubarrón en forma de tasa de impagos. Aunque el porcentaje de morosos es de tan sólo el 0,46%, la tendencia de los dos últimos años es claramente al alza. El catedrático de la Universidad Pompeu Fabra José García-Montalvo afirma que las tasas actuales "no significan nada". "Este porcentaje habrá que mirarlo en unos años, cuando toda la gente que está haciendo esfuerzos por pagar las letras no pueda más", opina.

Para concluir, García-Montalvo, pone en duda una afirmación muy extendida en estos días de crisis financiera: aquella que dice que en España no existen las hipotecas de alto riesgo o subprime que en EE UU desencadenaron las tormentas financieras de agosto. "Las entidades españolas han concedido préstamos que en EE UU se habrían calificado de subprime, pero que aquí no han recibido ese nombre simplemente porque no existe la categoría. No veo muchas salidas a esta situación si los tipos de interés siguen subiendo", concluye, pesimista.

UN PAÍS ENDEUDADO

- Los españoles deben a las entidades de crédito 540.000 millones de euros por compra de vivienda, más de la mitad de toda la riqueza nacional- La hipoteca media para adquirir un piso ascendía el pasado mes de mayo a 150.000 euros, un 7,6% más que un año antes- La cuota mensual por un préstamo medio a 25 años fue en agosto de 896 euros, 91 más de lo que se pagaba un año antes

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de septiembre de 2007

Más información