Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno rechaza crear ayudas fiscales extraordinarias por la subida de tipos

CiU insiste en que no apoyará los Presupuestos si no se compensa el alza de las hipotecas

La crisis de los mercados financieros ha disparado el Euríbor, el índice de referencia para las hipotecas, a su nivel máximo desde 2000. Y Convergència i Unió ha colocado la cuestión en el complejo tablero de las negociaciones de los Presupuestos de 2008. CiU insistió ayer en condicionar su apoyo a que el Gobierno establezca una compensación extraordinaria en el impuesto sobre la renta para mitigar el encarecimiento de las hipotecas. El Ministerio de Economía opuso que "no está contemplada" ninguna nueva medida y que ya existe una desgravación que refleja, en parte, las subidas de tipos.

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, recalcó ayer en conferencia de prensa que el IRPF ya incluye una desgravación por adquisición de vivienda que "aumentan a medida que aumentan las hipotecas, como se ha visto en los últimos años". La normativa actual permite desgravar un 15% sobre los primeros 9.000 euros que se paguen por hipoteca en el año, y amplía el tope a los primeros 18.000 euros en las declaraciones de parejas.

"El gasto fiscal por esta medida el año pasado fue de 3.800 millones de euros y este año va a superar claramente los 4.000 millones", indicó Vegara, quien también hizo referencia al recorte en los costes de tramitación y subrogación de hipoteas que supondrá la aplicación de la nueva Ley Hipotecaria, en tramitación parlamentaria. "Una medida así la pagan el conjunto de los contribuyentes"; añadió en referencia a la propuesta de CiU, "en este contexto el Gobierno debe ser extremadamente prudente".

Por su parte, el portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Francisco Marugán, mantuvo que esta iniciativa no fue comunicada por CiU en la primera reunión sobre los presupuestos y dudó de que fuera posible su desarrollo "sin cambiar la ley de IRPF".

CiU precisó que su propuesta iría dirigida a personas "que adquieran su primera vivienda y que tengan una renta muy baja, con problemas reales para llegar a final de mes", en palabras de Josep Sánchez Llibre, portavoz económico de la federación en el Congreso. Sánchez Llibre refrendó la amenaza formulada el lunes por el presidente de Unió Democràtica de Catalunya y portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida: si los presupuestos no incluyen una partida para compensar a las familias por la subida de las hipotecas, su grupo votará en contra.

"Al Estado no le costaría mucho dinero", insistió el diputado de CiU, "sería una buena manera de emplear parte del superávit que hay".

Por otra parte, Vegara indicó ayer que no hay ninguna decisión tomada sobre incentivos fiscales al alquiler, una posibilidad planteada por la ministra de Vivienda, Carmen Chacón. "La propia ministra ya dijo ayer [por el martes] que esta posibilidad está en estudio y que en el mes de octubre, a más tardar, el Gobierno tendrá preparado un conjunto de iniciativas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de agosto de 2007