Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez presenta la reforma constitucional que le permitirá gobernar indefinidamente

El presidente de Venezuela plantea una nueva organización administrativa del país

El presidente venezolano, Hugo Chávez, presentó ayer a la Asamblea Nacional los cambios en la Constitución que le permitirán, entre otras cuestiones, salir reelegido indefinidamente. Ahora, sólo puede optar una vez a la reelección. Los medios más críticos con el Gobierno acusaron a Chávez de presentar ahora su propuesta para intentar distraer la atención sobre el último caso de corrupción: la detención de un empresario venezolano que viajaba en un avión oficial junto a funcionarios venezolanos y argentinos con 780.000 dólares (574.000 euros) no declarados.

Además de la eliminación de la cláusula que le impide postularse nuevamente a la presidencia de la República, la propuesta de Chávez prevé la creación de nuevas instancias de Gobierno, una nueva organización administrativa del país y la modificación del sistema socioeconómico, para impulsar el "socialismo del siglo XXI".

El mandatario entregó su propuesta de modificación a la Carta Magna de 1999, que él mismo impulsó y que calificó como "la mejor del mundo", justo cuando su Gobierno afronta un nuevo escándalo de corrupción que afecta no sólo a funcionarios venezolanos sino también argentinos.

Hace doce días, agentes aduaneros argentinos le incautaron al empresario venezolano-estadounidense Guido Antonini Wilson un maletín con cerca de 800.000 dólares (594.353 euros) cuando se disponía a entrar a Buenos Aires, sin declararlos. Antonini Wilson, a quien se vincula con la industria petrolera venezolana, llegó a Argentina en la madrugada del 4 de agosto en un avión en el que se trasladaban funcionarios de las empresas estatales de hidrocarburos de Argentina y Venezuela, quienes se disponían a finiquitar una serie de acuerdos que los presidentes de ambos países, Néstor Kirchner y Hugo Chávez, respectivamente, firmarían días después, durante la visita que el último realizó a la nación austral la semana pasada.

"Descarados"

La presidenta del Parlamento venezolano, la diputada Cilia Flores, negó de plano que la decisión presidencial busque distraer la atención del escándalo de la maleta. "¿Quién entiende a los medios? Ahora la pregunta es por qué el presidente mete la reforma (...) Da tristeza que sean tan descarados. Todo el mundo esperaba la reforma y se cuestionaba que el presidente no la había entregado y ahora van a decir que se apresura por otra olla (montaje) que tienen los medios golpistas".

Horas antes del acto celebrado en el Capitolio Federal, sede del Legislativo en el centro de Caracas, Chávez llamó a la cadena estatal Venezolana de Televisión y ofreció unas vagas pinceladas sobre cómo iba a ser su propuesta. Indicó que la reforma afectaría a los municipios federales, aunque precisó que eso no lo iba a explicar hasta mañana [por hoy]. "Porque esto lo he parido en la madrugada", explicó. También indicó que su propuesta aportaría "figuras novísimas" por las que iba a ser tachado de "loco por todos lados".

"Las estructuras del viejo Estado", prosiguió Chávez, "quedaron intactas al aprobarse el texto en 1999 y torpedean el desarrollo del poder popular que es el que da origen a los consejos comunales (instancias locales que están asumiendo tareas tales como la construcción de obras públicas)".

Pese a que el mandatario entregó su proyecto legal el último día del primer período de sesiones de la Asamblea, la presidenta de esa instancia anunció que convocarán a los legisladores de manera extraordinaria. "Vamos a trabajar a tiempo completo para que en dos o tres meses se apruebe la reforma y en diciembre podamos someterla a referendo", afirmó.

La Constitución, en su artículo 342, establece que toda propuesta para reformarla tendrá tres discusiones. En la primera se analizará todo el proyecto, en la segunda se revisará por título o capítulo y en la última se estudiará artículo por artículo el borrador. Para considerarse aprobada la modificación, deberán respaldarla dos tercios de los 167 diputados del Parlamento, lo cual no será problema, pues el oficialismo ostenta el 100% de los escaños. Por último, deberá ser sometida a referendo en un lapso no mayor a 30 días a partir de su aprobación por el Parlamento.

Si comenzasen este mes los debates, en noviembre el Parlamento puede haber aprobado la reforma y en diciembre o a principios del próximo enero podría celebrarse el referendo, según cálculos de la presidenta de la Asamblea. Chávez aseguró el mes pasado que se iría del Gobierno si se rechazase su propuesta de reforma.

Los puntos clave de la propuesta

Cuando a finales de 2006 anunció sus intenciones del modificar la Constitución, el presidente Hugo Chávez admitió que uno de sus objetivos era cambiar el artículo 230, el cual establece que el mandato del jefe del Estado es de seis años y sólo puede optar a un período adicional. Chávez desea eliminar el límite, alegando que "es la soberanía popular la que debe decidir cuánto tiempo debe estar su representado representándolo".

No obstante, rechazó que los gobernadores y alcaldes puedan disfrutar del mismo trato. "No, no, no y mil veces no. La reelección continua debe ser sólo para el presidente", dijo el mes pasado durante su programa de televisión.

La presidenta del Parlamento, Cilia Flores, ha justificado esta discriminación de la siguiente manera: "La reelección continua sólo debe ser para el presidente, por la connotación del cargo. No es lo mismo un gobernador que un presidente, no se puede comparar a un alcalde o a un gobernador con presidente, pues éste es el que dirige todas las políticas nacionales".

Otro de los cambios consiste en elevar, del 20% actual al 30%, el número de firmas de electores necesarios para convocar el referendo revocatorio, instrumento que permite a los electores despedir a mitad de mandato a sus gobernantes.

Por último, la reforma persigue sustituir el modelo económico capitalista por uno socialista y para ello plantea modificar el artículo 115, que garantiza a los venezolanos el derecho a disfrutar, gozar y disponer de los bienes que adquieran con su trabajo. En su propuesta, Chávez elimina todo compromiso del Estado a impulsar la iniciativa privada y, por el contrario, se impulsa otras formas de propiedad colectiva o social.

Varios juristas venezolanos han advertido de que los cambios son de tal magnitud que prácticamente implican la redacción de una nueva Constitución, por lo que consideran que se está fraguando un "fraude constitucional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de agosto de 2007

Más información