Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide cuatro años para un acusado de maltratar a su hija de seis meses

Cuatro años es la pena que pide la Fiscalía de Tarragona para el padre de Claudia, la niña de seis meses de Salou (Tarragona) que el pasado mes de junio fue hospitalizada en estado grave tras ser, presuntamente, maltratada por su padre. Richard R. B., de 23 años, es culpado por un delito de lesiones con los agravantes de que la víctima es menor de edad y existe una relación de parentesco, según el escrito preliminar del Ministerio Público. La niña fue ingresada con hemorragia intracraneal en un hospital donde meses antes había sido atendida de rotura de fémur.

Además de la pena de cárcel, el fiscal solicita para el imputado la prohibición de acercase a su hija durante cinco años. Este plazo empezaría a contarse a partir del momento en que la sentencia fuese firme. Sin embargo, la Fiscalía no observa indicios de delito en la actuación de la madre de Claudia, Ainadys M.T., de 26 años, y aconseja el sobreseimiento de la causa que pesa sobre ella.

La mujer, al igual que su marido, está imputada por un supuesto delito de lesiones, pero, aunque ha prestado declaración ante el juez en distintas ocasiones, nunca ha llegado a ser detenida.

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia del Gobierno catalán retiró a los padres la custodia de Claudia y de su hermana Amanda, de cuatro años, pero autorizó hace unas semanas que la madre vea regularmente a sus hijas.

Isaac González, abogado del presunto agresor, consideró "desproporcionada y exagerada" la petición de pena. En opinión de la defensa, que ya ha anunciado que solicitará la libre absolución de su cliente, "no hay pruebas que relacionen las lesiones que presentaba la niña con una actuación dolosa por parte del padre". Esta tesis viene avalada, según González, por un informe forense, realizado a petición de la defensa, que afirma que las lesiones "no necesariamente pudieron deberse a una agresión, si no que una caída o un descuido podrían haberlas causado".

Fémur roto

La defensa ha aportado este documento en la presentación de un nuevo recurso contra el auto de prisión firmado por el Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona que lleva el caso. El juicio todavía no tiene fecha de celebración.

La pequeña Claudia ingresó el pasado 10 de junio en el hospital Joan XXIII de Tarragona con una hemorragia intracraneal presuntamente provocada por su padre. Debido a la gravedad de las heridas, fue derivada al hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona, donde fue dada de alta un mes después, tras superar satisfactoriamente una complicada intervención quirúrgica. Los servicios de pediatría del hospital tarraconense ya habían detectado en abril los supuestos malos tratos que sufría Claudia, tras atenderla por la fractura de fémur.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de agosto de 2007