Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lucha contra la corrupción

Aifos realizó regalos por más de 60.000 euros a políticos, jueces y notarios de Andalucía

La policía cree que la promotora buscaba "comprar la adhesión" de los obsequiados

La promotora inmobiliaria Aifos, una de las principales empresas constructoras implicadas en el caso Malaya, realizó en la navidad de 2004 regalos valorados en más de 60.000 euros a políticos, jueces, notarios y periodistas de los municipios andaluces en los que tiene intereses urbanísticos. Entre los obsequios figuran bolsos de la marca Loewe de 630 euros, jamones de pata negra de 200 euros y estancias para dos personas con derecho a spa y masajes en el hotel de cinco estrellas Guadalpín, en Marbella. La Policía cree que, con estos regalos, Aifos buscaba "comprar la adhesión" de sus destinatarios.

Un informe policial de 205 páginas recogido en el sumario del caso Malaya contra la corrupción en Marbella detalla las dádivas de la empresa malagueña a alcaldes, concejales de Urbanismo, arquitectos municipales, jueces, empleados de banca y otros beneficiarios, que los agentes del grupo de blanqueo de capitales consideran "acciones de creación de condiciones favorables" emprendidas por el Grupo Aifos en los municipios en los que tienen intereses urbanísticos. Esta empresa, una de las más pujantes de la provincia de Málaga, obtuvo en el año 2006 unos beneficios de 288 millones de euros antes de impuestos.

Según los agentes, "Aifos viene desarrollando de forma habitual una serie de prácticas que pudieran afectar a la probidad exigible de las autoridades, funcionarios y empleados públicos a las que se dirigen". Estas prácticas se extienden a empleados de empresas privadas de toda la Costa del Sol, lo que, afirman los policías, es "moralmente reprobable", pero no constituye una actividad delictiva. El listado de regalos no indica si el destinatario aceptó el obsequio o lo acabó devolviendo al remitente. Los bolsos, cámaras de fotos y cestas con alimentos entregadas en la navidad de 2004 se complementan con invitaciones a corridas de toros en la feria de Málaga, así como a consumiciones, en algunos casos por valor de 300 euros en las casetas de la empresa en las ferias de Málaga y Sevilla.

Cestas de 300 euros

El informe indica que los regalos de Aifos "se dirigen especialmente hacia los entes locales donde la empresa lleva a cabo sus promociones inmobiliarias y negocios hoteleros". En esta lista de entrega de objetos de valor económico destaca Marbella. La principal beneficiaria fue la ex alcaldesa e imputada por el caso Malaya, Marisol Yagüe, a quien se obsequió con un bolso de Loewe de 630 euros en atención a su categoría de VIP para Aifos. La misma dádiva se entregó a la ex primera teniente de alcalde Isabel García Marcos. El otro elemento considerado VIP del Ayuntamiento de Marbella, el ex asesor urbanístico Juan Antonio Roca, recibió una cesta de navidad con champán francés Moët y embutidos ibéricos valorada en 300 euros.

El resto de los obsequiados de la corporación que gobernó Marbella hasta la disolución del Ayuntamiento en abril de 2006 recibió regalos de menor cuantía pero también lujosos. Aifos clasificaba a las personas a las que le interesaba obsequiar en función de su importancia. Los que se encontraban en escalones bajos del poder tenían una estrella, los cuadros intermedios, dos estrellas, las personas más cercanas a los dirigentes, tres estrellas, y las personalidades más destacadas para Aifos recibían la consideración de VIP. Así, Raquel Escobar, ex jefa de la asesoría jurídica del área de Urbanismo de Marbella, con tres estrellas, recibió una maleta con ruedas de marca Tous, valorada en 239 euros, y Lucía Pérez, ex secretaria de Marisol Yagüe, con dos estrellas, fue agraciada con un bolso y un monedero de 72 euros. Sólo tenía dos estrellas.

Sin embargo, los regalos de Aifos no se circunscribían a la corrupta corporación marbellí, sino que se extendían por todos los municipios de la Costa del Sol y de Andalucía en los que la empresa trabajaba. Los agentes de Blanqueo señalan al juez instructor del caso Malaya, Miguel Ángel Torres, que "en los archivos de Aifos incautados aparecen como destinatarios de las atenciones funcionarios, empleados públicos y otras personas vinculadas a algunas de las restantes administraciones públicas no municipales.

El principal beneficiario de los regalos de Aifos fue, según la lista que maneja la Policía, Miguel Ángel Plaza, arquitecto municipal de Rincón de la Victoria (Málaga), una de las localidades en la que la empresa tiene más urbanizaciones y en la que el dueño de la compañía, Jesús Ruiz Casado, comercializó viviendas sobre plano a pesar de no contar con la obligatoria licencia de obras. Esta actuación, anterior al caso Malaya, le costó a Ruiz Casado y a su esposa, María Teresa Maldonado, una imputación judicial por estafa.

Otro municipio en el que Aifos dio muestras de generosidad fue Mijas (Málaga). Allí, la arquitecta jefe, Ana Mesa, recibió un jamón ibérico de 200 euros y una invitación VIP para dos personas en el Hotel Guadalpín. Esta técnico municipal figura, al igual que el aparejador Antonio Rojas, en el listado de reparto de jamones del año 2003. En una agenda incautada en la sede de Aifos había una anotación sobre un regalo al alcalde de Mijas, Agustín Moreno (PSOE), fechada en marzo de 2005.

En Estepona, municipio limítrofe con Marbella, al igual que Mijas, el alcalde Antonio Barrientos (PSOE), fue destinatario de una caja con champán Moët y embutidos ibéricos por valor de 300 euros y de una invitación VIP para Guadalpín con circuito de hidroterapia y masaje antiestrés. "La invitación tenía forma de toalla, y la tiré directamente", asegura Barrientos. Respecto a la cesta, el regidor, afirmó que en navidades suele recibir "bastantes" y que no se fijó en quién la mandó ni en su valor.

Otra política que devolvió "inmediatamente" el bolso de Loewe de 630 euros fue la actual viceconsejera de Turismo de la Junta de Andalucía, Ana Gómez: "Nunca admito regalos y todo lo que pasa de un cierto valor lo devuelvo".

Notarios y registradores

Una de las listas de Aifos lleva la palabra "Jurídicos" como encabezamiento. En ella, aparecen notarios, oficiales de notaría, registradores de la propiedad de Málaga, Mijas, Almería, Roquetas de Mar (Almería), Madrid, Linares (Jaén) o La Carolina (Jaén), a los que se ofrece trato de tres estrellas en el Hotel Guadalpín. En esta lista figura, entre otras personalidades jurídicas, el presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Joaquín García y Bernaldo de Quirós, que fue el que cambió la doctrina jurídica y permitió paralizar cautelarmente obras ilegales en Marbella. Tres fuentes jurídicas distintas aseguran que el magistrado "nunca" aceptó la invitación. El propio Bernaldo de Quirós pidió ayer que se compruebe este extremo y criticó que la Policía haya enviado un informe sobre supuestos cohechos sin comprobar si los destinatarios de los regalos los aceptaron o los rechazaron.

Otra forma de agasajo era invitar a políticos, personalidades y periodistas a corridas de toros y a las casetas de Aifos en las ferias de Málaga y Sevilla, una práctica muy común entre las empresas andaluzas. Fuentes de Aifos aseguraron ayer que con estas invitaciones y regalos "no se busca comprar a nadie y que son para personas con las que se trata con frecuencia y existe una relación de cercanía o amistad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de julio de 2007