Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La televisión prohibida por Chávez volverá por cable y satélite

La cadena opositora venezolana RCTV dejó de emitir el 27 de mayo tras perder la licencia

Radio Caracas Televisión (RCTV) volverá a estar disponible en Venezuela, al menos para la porción de la audiencia que está suscrita a los servicios por satélite y cable. La cadena, de marcada tendencia opositora, dejó de emitir el 27 de mayo de este año, después de que el Gobierno del presidente Hugo Chávez le negara la renovación de la licencia. Esto provocó fuertes protestas dentro y fuera del país, ya que se consideró una afrenta a la libertad de información.

La televisión volverá a Venezuela través del canal 103 del sistema por satélite DirecTv y del 113 de la empresa por cable Net Uno. Radio Caracas Televisión ya había estado apareciendo en estas frecuencias en pruebas, con la presencia fija del logotipo de la emisora. Se ha informado de que comenzará a emitir este mes. No se descarta que otras empresas lo incluyan también en sus ofertas.

RCTV había utilizado la frecuencia del canal 2 de la televisión en abierto de Venezuela durante 53 años. En ella fue reemplazada por Televisora Venezolana Social (TVes), creada con fondos estatales y proyectados como televisión de servicio público.

Mucho se había especulado sobre el regreso de Radio Caracas Televisión a través de los servicios de satélite y cable. Diversos portavoces del Gobierno han asegurado que si los directivos del canal lo hubiesen querido, la señal habría estado disponible por esas mismas vías desde el 28 de mayo (al día siguiente de caducar la licencia en abierto), pero la directiva prefirió esperar porque la ausencia generaría mayor descontento en la población y justificaría las protestas.

Los portavoces oficiales sostienen que si RCTV hubiese acudido de inmediato a los sistemas de suscripción habría dado la razón al Gobierno, de que la medida se refiere sólo al espectro radioeléctrico y no al ejercicio de la libertad de expresión.

El presidente de RCTV, Marcel Granier, ha denunciado en varias ocasiones que su empresa se ha enfrentado a todo tipo de obstáculos para poder acceder a los sistemas de suscripción y ha acusado al Gobierno de presionar a las compañías de televisión por satélite y las de cable para que no incorporen al canal. Jesse Chacón, ministro de Telecomunicaciones e Informática, lo desmintió.

La suspensión de la licencia en abierto de Radio Caracas Televisión provocó en primavera numerosas protestas. Hubo manifestaciones y alguna degeneró en enfrentamientos callejeros con la policía antidisturbios. Unas 200 personas, incluidos menores, fueron detenidas durante la ola de protestas. Un pequeño número fue sometido a procesos judiciales y absueltos poco después

La cancelación de la licencia de RCTV se convirtió en una bandera para el sector de la población que es contraria a Chávez. Surgió un movimiento estudiantil universitario que protagonizó las protestas. Sin embargo, la fuerza inicial de estas movilizaciones se fue desvaneciendo poco a poco, especialmente después de que el país entró en la onda festiva de la celebración de la Copa América de fútbol, actualmente en desarrollo.

El sábado se llevó a cabo una nueva marcha, convocada por el grupo opositor radical Comando de la Resistencia. La caminata fue la menos concurrida de todas las que se han desarrollado hasta ahora a causa de RCTV. Varios periodistas y figuras del canal estuvieron presentes en la protesta.

Después de su suspensión, Radio Caracas Televisión se las ingenió para seguir transmitiendo algunos de sus programas. El noticiario El Observador comenzó a emitirse en un espacio de media hora en las tardes por el canal de noticias Globovisión. También lo han presentado cada día en el sitio de vídeos YouTube y en la página web del canal. Mientras tanto, algunos capítulos de telenovelas y del programa humorístico Radio Rochela han sido presentados en pantallas gigantes y en directo en plazas públicas.

Chabolas con parabólica

Los servicios de televisión por cable y satélite cubren 35% de la población venezolana, según las estimaciones oficiales de la industria y de la publicidad. La televisión en abierto llega en cambio al 98% de los hogares. Esta diferencia se refleja en los niveles de inversión y la directiva de RCTV lo sabe bien.

Julián Isaac, vicepresidente de comercialización del canal, advierte de que operar tan sólo en los sistemas de suscripción por satélite y cable mermará considerablemente los ingresos de la empresa, que en la preventa realizada en 2006 había contratado unos 400.000 millones de bolívares (136,8 millones de euros) con los grandes anunciantes nacionales.

A pesar del bajo porcentaje de penetración, la cadena por satélite DirecTV es cada vez más popular. Por la facilidad con la que se puede instalar sus equipos, el sistema reina en los barrios más pobres y en los campos más remotos y ya son parte del paisaje urbano venezolano las chabolas con antena parabólica.

DirecTV es propiedad en Venezuela del magnate Gustavo Cisneros, cuyo canal de señal abierta Venevisión logró la renovación de su concesión en mayo. RCTV era el principal competidor de Venevisión en el campo de los programas dramáticos (telenovelas principalmente) y de entretenimiento.

Entre ambos se distribuían la mayor porción de la inversión publicitaria destinada a la televisión en abierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de julio de 2007

Más información