La ONU confirma que la producción de heroína está fuera de control en Afganistán

El país asiático exporta el 92% de los opiáceos ilegales que se consumen en el mundo

"El mercado mundial de la heroína está en manos de Afganistán", según un informe sobre la situación del narcotráfico en el mundo publicado ayer por Naciones Unidas. A pesar de que está desplegada una fuerza de la OTAN y otra de Estados Unidos (30.000 soldados en total), en el país centroasiático se cultiva el 82% del opio mundial -más de 6.000 toneladas al año- y el 92% de la heroína. Sólo en la sureña provincia de Helmand, donde se desarrollan fuertes combates con los talibán, se produce tres veces más opio que en Myanmar (antigua Birmania).

200 millones de personas son adictas al consumo de drogas en todo el mundo

Más información

Naciones Unidas avisa: será bastante improbable lograr que haya seguridad en Afganistán si no se combate el problema del opio. En 1980, el país asiático producía en torno al 30% de los opiáceos ilegales que se consumen en el mundo y hoy ese porcentaje se ha triplicado. Sólo en la provincia de Helmand, al sur del país, en la frontera con Pakistán, se cultiva casi la mitad de todo el opio del mundo. "En la provincia de Helmand hay 70.000 hectáreas de cultivo de opio, tres veces el área de cultivo de Myanmar, el segundo mayor productor del planeta", explica el autor del informe, Thomas Pietschmann.

Gracias a Afganistán, la producción mundial de opio se incrementó un 43% en 2006 respecto al año anterior. De las 6.600 toneladas cosechadas en el planeta, los territorios afganos controlados por los talibanes contribuyeron con unas 6.000. La superficie cultivada en el país pasó de 104.000 hectáreas en 2005 a 165.000 a finales del año pasado. En todo el mundo, 15,4 millones de personas son adictas a los opiáceos.

Los expertos de Naciones Unidas son conscientes de que el problema de la droga está lejos de ser solucionado y que Afganistán sólo es el botón de muestra más visible y preocupante del negocio del narcotráfico. En el mundo aún hay casi un 5% de personas de entre 15 y 64 años que consumen algún tipo de estupefaciente. En total son cerca de 200 millones de hombres y mujeres. Para unos 25 millones, el consumo de drogas es un problema muy serio.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Respecto a la cocaína, consumida anualmente por 14,3 millones de personas, Pietschmann detalló que el cultivo en los países andinos, de donde procede la mayoría, continúa cayendo, fundamentalmente en Colombia, donde el área cultivada se redujo el 52% en los últimos seis años. En cambio, en Perú y Bolivia la producción ha aumentado ligeramente, aunque aún es poco significativa, según los datos del informe, que reflejan que la demanda mundial también ha descendido, especialmente en Estados Unidos, aunque en Europa, con España a la cabeza, se ve un avance "alarmante" del consumo.

La droga más consumida en el mundo, de lejos, es el cannabis (la marihuana): unos 159 millones de personas la usan y no con fines medicinales. La ONU sí ha confirmado que en 2006 se ha detectado, por primera vez en décadas, el consumo se ha frenado y la producción incluso ha descendido un 7% con respecto a 2005. El experto de la ONU ha explicado que es difícil controlar el tráfico de cannabis, puesto que la planta es cultivada hasta en 172 países y a menudo en pequeñas plantaciones o incluso por parte de los propios fumadores, con lo que no es necesario que recorra grandes distancias para que llegue al consumidor final.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 26 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50