Los exhibidores cierran las salas en protesta por la Ley de Cine

Los exhibidores cinematográficos, el colectivo que más radicalmente se ha opuesto al proyecto de ley de cine, cerrarán las salas el próximo lunes. Protestan así contra las cuotas de pantalla previstas en el texto aprobado el pasado día 1 de junio por el Consejo de Ministros. Ésta es la medida más tajante de las previstas por el sector, que hoy tiene previsto hacer públicas las acciones de protesta y el calendario de movilizaciones que ha sido elaborado por la Federación de Cines de España (FECE).

El cierre de las salas fue adoptado la semana pasada durante la celebración de la junta directiva de la FECE, entidad que agrupa al 90% de las pantallas existentes en España. Sin embargo, este apagón cinematográfico no será secundado por los circuitos de salas importantes, como por ejemplo, los cines Renoir. Otras cadenas representativas podrían también desmarcarse.

Los exhibidores, que en un alto porcentaje son empresas de capital extranjero, acusan al Gobierno de "criminalizar las salas de cine y empujar al sector a una profunda crisis".

El sector calcula que el sistema de cuotas de pantalla -la obligación de programar en las salas un día de películas española-comunitaria por cada tres norteamericanas- ha representado en los últimos seis años unas pérdidas de 1.000 millones de euros.

Hasta ahora, el cómputo para establecer las cuotas de pantalla se realizaba por días en vez de por sesiones. El proyecto de Ley del Cine viene a flexibilizar las condiciones del cumplimiento de las cuotas de pantalla, especialmente cuando se proyecten películas europeas en versión original subtitulada.

Replican los exhibidores que la cuota de pantalla supone una inversión forzada para las salas de cine y se quejan de que España es el único país de la UE que aplica la cuota de pantalla para cine español y comunitario. Y considera que la sistema de cuota es "inconstitucional, injusto, inútil e inédito en ningún otro país del entorno español. Tras considerar que la ley contempla medidas claramente intervencionistas, concluye que las salas de cine son "el sector más castigado por la nueva ley".

La norma, elaborada por el Ministerio que preside Carmen Calvo, cuenta con el respaldo de gran parte de la industria audiovisual, especialmente de los productores, guionistas, directores, distribuidores y televisiones.

El lunes, el 90% de las salas de cine cerrarán como medida de protesta contra la nueva Ley del CineATLAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de junio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50