Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las exportaciones de cítricos crecen un 15% en febrero pese a la pésima campaña para el campo

Las ingresos por exportaciones de cítricos valencianos crecieron un 15% a lo largo del pasado febrero respecto al mismo mes del año anterior hasta un total de 538 millones de euros. Las ventas de cítricos desbordaron incluso los ingresos por ventas de automóviles, que ascendieron a 510 millones de euros. Las ventas de cítricos suelen equipararse a las de automóviles en plena temporada pero rara vez han desbordado la factura que genera la producción de vehículos para venta en el exterior en la factoría de Ford en Almussafes.

La magnífica evolución de las exportaciones de cítricos se produce en plena crisis del eslabón más débil del sector, cuando los agricultores reclaman algún tipo de garantía sobre las liquidaciones que reciben para llegar a cubrir los costes de producción.

La dirección territorial de Comercio Exterior difundió los datos relativos al mes de febrero el mismo día en que Socomo, la central hortofrutícola del Grupo Carrefour, con sede en Villanueva de Castellón, ofrecía en Valencia sus resultados en 2006. Socomo comercializó 526.391 toneladas de frutas y verduras por un valor conjunto de 547 millones de euros.

Socomo distribuyó entre los hipermercados y tiendas de Carrefour de 13 países cítricos por un total de 120 millones de euros. Los responsables de la sociedad instrumental del Grupo Carrefour evitaron cualquier alusión a los precios de compra de cítricos en el campo, pero defendieron que la gran distribución mueve apenas un 10% de los cítricos que se venden en España y, por lo tanto, rechazaron que se pueda atribuir a los grandes distribuidores la inmensa distancia entre los precios que cobra los agricultores en el campo y los que pagan los consumidores en el punto de venta final. Sin embargo, sí subrayaron que los consumidores se mueven, en primer lugar, por el precio.

Más allá de los cítricos, los datos difundidos ayer por la dirección territorial de Comercio Exterior apuntan que las exportaciones de la Comunidad Valenciana crecieron un 6,8% en febrero respecto al mismo mes del año anterior hasta alcanzar los 1.654 millones de euros. Las importaciones, en el otro lado de la balanza, aumentaron un 11,2% hasta alcanzar los 1.803 millones de euros. Sin embargo, la única provincia que arroja un saldo negativo en su balanza exterior es Valencia. Las exportaciones desde la provincia de Castellón crecieron cerca del 14%; desde Alicante, un 6,4%; pero desde Valencia, apenas un 4%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 2007