Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendida una obra de teatro por degollar un cordero en cada función

Sobre el escenario pende un cordero muerto al que los actores descuartizan durante la representación, emulando el ritual de la fiesta del cordero musulmana. La obra El cel massa baix (El cielo demasiado bajo), del dramaturgo marroquí afincado en Barcelona Ahmed Ghazali, es una reflexión sobre el terrorismo islámico y sus vísceras y estética más o menos gore que ya se había podido ver, interpretada por la compañía La Invenció Teatral, en una docena de poblaciones catalanas. La procedencia del cordero muerto no había alarmado a nadie hasta que el pasado sábado, en Figueres (Girona), los vecinos del teatro municipal El Jardí contemplaron involuntariamente el sacrificio del animal en el patio trasero del edificio. Los chillidos del cordero, su degollamiento y agonía se hicieron insoportables para los vecinos, hasta el punto de alertar a la sociedad protectora de animales y plantas de la ciudad, que denunció a la compañía, que ha tenido que suspender las representaciones.

Según Bibiana Buscató, portavoz de la sociedad protectora de animales de Figueres, el propio director de la compañía, Josep Pere Peyró, "participó en la matanza". La protectora contactó con los Mossos d'Esquadra y denunció a La Invenció Teatre por infringir el artículo 6 de la Ley de Protección de los Animales, que en su punto tercero "prohíbe matar y maltratar a los animales empleados en producciones cinematográficas, televisivas, artísticas o publicitarias, o causarles daño o estrés". Pese a la apertura de diligencias por parte de la policía autonómica, la representación del pasado sábado se realizó con normalidad, pero se suspendió el segundo pase previsto para el domingo. La policía confiscó, además, dos corderos pendientes de ser sacrificados, que fueron trasladados a las instalaciones de la sociedad protectora y pasarán a disposición del Departamento de Agricultura de la Generalitat. Según Buscató, los animales carecían de documentación y no habían pasado el control veterinario.

Desconocer la normativa

Josep Pere Peyró reconoció "desconocer" la normativa y aseguró que la obra teatral "se está sacando de contexto y con una óptica sesgada". La Invenció Teatre estudia cómo compatibilizar la representación de la obra con la legislación, y aún no sabe si podrán seguir interpretándola. "Teníamos contactos con un festival de Madrid pero no sabemos cómo acabará la historia", explicó el director de la compañía.

Desde el Ayuntamiento de Figueres, la concejal de Cultura, Isabel Pineda, aseguró que "nada hacía sospechar que la obra comportaba un sacrificio ni había permisos ni papeles para matar un animal", y que el Consistorio no es responsable directo de la contratación de la compañía, que se realiza a través de un consorcio público que ofrece actividades culturales a 14 ciudades catalanas. Se trata de la Xarxa Transversal, entidad con sede en Olot (Girona) y cuyo gerente, Josep Maria Fargas, lamentó que la polémica generada en Figueres les convierta en centro de atención mediática.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de abril de 2007