Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe de la UPV cuestiona la utilidad del "entramado" de empresas de Agricultura

Los expertos ven "imposible" estimar los recursos de más de 20 sociedades participadas

Un informe de la UPV asegura que "resulta imposible estimar el total de recursos que se gestionan" a través del "entramado de empresas y fundaciones" que ha creado el Departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación "para desarrollar su actividad". El informe, encargado por la Diputación Foral de Álava, será presentado mañana en las Juntas Generales de este territorio. La Universidad considera que esta "tupida red de empresas" suscita "múltiples interrogantes", cuestiona su propia necesidad y duda sobre los "objetivos finales que persigue".

El entramado empresarial del Departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación ha sido objeto de preguntas e interpelaciones del PP y del PSE-EE el último mes en el Parlamento vasco. De hecho, de resultas de una proposición no de ley socialista, el Gobierno tiene seis meses para presentar un estudio sobre todas las sociedades participadas por este departamento. El resultado de este trabajo tendrá que compararse con el que ha realizado el Departamento de Economía Aplicada V de la UPV, en el que participan los catedráticos Felipe Serrano, Marisol Esteban y Alberto López Basaguren.

La UPV estructura la red empresarial (ver gráfico) de 21 empresas en torno dos empresas públicas Mendikoi y Neiker, una empresa con participación mayoritaria del Gobierno, IKT, y tres fundaciones dependientes de él, Azti, Elika y Kalitatea. El informe, realizado a raíz del presentado en febrero de 2006 sobre el reparto de competencias entre diputaciones y Gobierno, asegura que es "imposible estimar" el total de recursos que se gestionan a través del entramado empresarial.

Así, señala que tan solo se conocen las partidas presupuestarias que el Gobierno transfiere a las dos sociedades públicas y las subvenciones que se habilitan a favor de las fundaciones. También indica que muchas de estas sociedades reciben "subvenciones nominativas" del departamento. En el entramado presentado por la UPV faltan aún otras sociedades participadas por el Gobierno, como Gurokela.

Mucho personal

La plantilla del Departamento asciende a 139 personas, la de Neiker a 140 y la de Mendikoi a 96. Los costes de toda este personal asciende a 17.605.160 euros, según los datos de los Presupuestos de 2006. De esta cantidad, un poco más de la mitad (8.850.662 euros) corresponde a las dos sociedades públicas.

El informe, que fue solicitado con el fin de determinar si existe invasión de competencias forales por parte del Gobierno, considera que la "red de empresas, montada fundamentalmente entorno a Neiker, suscita múltiples interrogantes", a los que la UPV no se atreve a dar respuesta. El primero es saber si las políticas del Departamento "realmente" precisan de este entramado empresarial. "La utilización de la figura jurídica de empresa pública, en principio, puede proporcionar instrumentos de intervención más ágiles y rápidos que el proceso administrativo, lo que la habilitaría como agente de la política del Departamento. Sin embargo, las múltiples ramificaciones que se han detectado alimentan la duda sobre los objetivos finales que se persiguen con este entramado", asegura,

Así, destaca como "llamativo" el cruce entre empresas con participación minoritaria de la administración, como Iparlat SA, con la Fundación Kalitatea, que toma a su vez participaciones en otras empresas, y que después, junto con Neiker SA constituyen terceras empresas, Neikertek SL, que a su vez crea otra empresa, Vakunek, SL. Todas estas participaciones no figuran en la información sobre Neiker de los Presupuestos.

Por estos motivos, los catedráticos de la UPV consideran adecuada la reiterada petición del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas al Departamento de Hacienda y Administraciones Públicas para que facilite periódicamente las cuentas anuales y auditorías de estas sociedades en que el Gobierno participa de forma minoritaria. Además, el tribunal recomienda que sólo se creen estas sociedades si se dan "poderosas razones de eficacia y eficiencia".

El informe hace un repaso a cada una de las sociedades en el gráfico de forma individual y las conexiones que tienen unas con otras. Las empresas se dedican a fines varios, que van desde la mejora de los lácteos (Instituto Lactológico de Lekumberri SA), el biodiésel (Bionor), las biociencias (Vacunek) o el diseño, fabricación y comercialización de plataformas volantes no tripuladas (Aerovisión SL).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de marzo de 2007