La patente de un fármaco contra el VIH enfrenta a Abbott y Tailandia

La multinacional Abbott va a suspender la venta de nuevos fármacos a Tailandia, en represalia a la decisión del Gobierno de Bangkok de romper la patente del kaletra, uno de sus medicamentos contra el VIH. Tailandia, uno de los países del sureste asiático más castigados por el VIH (el virus que causa el sida) se acoge así al derecho, concedido por la Organización Mundial de Comercio, de no respetar la propiedad intelectual en caso de emergencia sanitaria. El país, de 63 millones de habitantes, tiene más de 580.000 infectados.

Abbott intentó frenar la decisión ofreciendo un precio reducido para el medicamento, que está considerado de primera línea para combatir la infección. El Gobierno tailandés no aceptó. La compañía se ha quejado de que Tailandia no intentó negociar. Sin embargo, un abultado dossier, publicado la semana pasada por el Gobierno tailandés, muestra que una comisión gubernamental había intentado negociar desde 2005, sin que se produjera ninguna oferta de reducción de precios, informa la web del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos.

El conflicto se une al que enfrenta a Novartis con el Gobierno indio por un motivo similar, pendiente de resolverse la semana que viene. La diferencia es que la multinacional ha llevado a las autoridades a los tribunales para que revoquen su ley de patentes.

Ayer, el Parlamento vasco se convirtió en la primera institución en hacer público su apoyo a la campaña que pide a Novartis que retire su demanda. El Parlamento español tiene pendiente una resolución similar, presentada por la diputada socialista Delia Blanco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de marzo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50