Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría absoluta del PP aprueba una gran urbanización en suelo protegido en Soria

El Gobierno central remitirá el proyecto a la fiscalía especial contra los delitos ambientales

En Soria ayer llovía y hacía sol. Para María Jesús Ruiz, vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, era un día "histórico y feliz". Para el procurador socialista y candidato a la alcaldía en Soria, Carlos Martínez, era una jornada "trágica". Ambos hablaban desde el castillo de Fuensaldaña (Valladolid), sede del Parlamento de Castilla y León, donde se aprobó, gracias a la mayoría absoluta del PP y en el último pleno de la legislatura, el proyecto de ley que autoriza la construcción de Ciudad del Medio Ambiente de Soria, un complejo con 800 chalés y un parque industrial en terreno protegido.

La vicepresidenta de la Junta presentó el proyecto de ley de la Ciudad del Medio Ambiente como "un ejemplo de cómo el medio ambiente es compatible con el desarrollo y todas las actividades humanas". El candidato socialista a la alcaldía replicó que se trataba de un "decretazo", un "pelotazo verde" y una "tropelía" contra el paraje de Soto de Garray. No estaban de acuerdo ni en los fines, ni en las formas. Martínez aseguró que al tramitar el proyecto como ley, la Junta buscaba "torear a los ayuntamientos implicados y a los tribunales para no pasar el calvario de ser imputados judicialmente como con en las Navas del Marqués [Ávila]".

La vicepresidenta regional interpretó en la oposición socialista un "desprecio" a los sorianos, que, aclaró, "no estamos en peligro de extinción".

Los socialistas consideran que la Junta no ha justificado debidamente el "interés regional" en el que se ampara el excepcional procedimiento, tramitando como un proyecto de ley un proyecto urbanístico sin que los municipios afectados, Garray y Soria (donde el pleno municipal se opone), den el visto bueno y sin que ningún ciudadano, colectivo ecologista o propietario afectado pueda recurrir ante los tribunales.

En los árboles del paraje protegido anidan garcillas, águilas pescadoras, águilas perdiceras, milanos reales, milanos negros, entre otras especies. Según la Sociedad Española de Ornitología, ese enclave es el lugar de Soria donde se pueden observar más cantidad y variedad de aves.

El procurador del PP, José Antonio de Miguel, negó ayer que el procedimiento empleado persiguiera evitar el revés judicial de Las Navas del Marqués. Allí la Junta impulsó otra urbanización similar sobre un terreno especialmente protegido. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León la anuló en octubre. "La ciudad del Medio Ambiente no tiene nada que ver con Las Navas del Marqués", explicó.

El candidato socialista a la alcaldía en Soria anunció que su partido ya había reunido los apoyos de los 50 diputados del Congreso que necesita para recurrir el proyecto de ley de construcción del complejo ante el Tribunal Constitucional, y añadió que el Ministerio de Medio Ambiente enviaría el expediente a la Fiscalía Especial para de Delitos Ambientales y Urbanísticos. La vicepresidenta de la Junta calificó esta medida como "la tontería más grande" que había oído nunca, defendió la legalidad de la tramitación del proyecto de interés regional y prometió: "No será el último, les guste o no"

Un pleno muy tenso

El hecho de saber de antemano cómo terminaba la votación (46 votos a favor y 31 en contra, con un grito de "¡oooh!" de los populares dirigido a los socialistas al escuchar el resultado) no restó un ápice de tensión al pleno, animado desde la tribuna por miembros de Nuevas Generaciones del PP y dirigentes populares de la comunidad. El presidente de la Diputación de Soria, Efrén Martínez, abandonó su butaca después de que el presidente del Parlamento le increpara por interrumpir a Carlos Martínez.

La alcaldesa de Soria, Encarnación Redondo (PP), mucho más tranquila, dio varias cabezadas durante las cuatro horas largas que duró el pleno. Al terminar, declaró que desconocía el caso de Las Navas del Marqués y apoyó fervientemente el proyecto de la Ciudad del Medio Ambiente. "Me parece un lugar estupendo, y no es verdad que vaya a haber daños al medio ambiente. No se puede hacer demagogia con las cigüeñas", señaló.

En el exterior, medio centenar de ecologistas, se concentraron para protestar por lo que consideran "especulación por ley" y una grave amenaza al entorno del Soto de Garray. "Estábamos acreditados y pensábamos haber asistido hoy al pleno, pero en la puerta nos han dicho que el aforo estaba completo y que teníamos que esperar a que alguien dejara libre un sitio en la tribuna de invitados. Luego nos hemos enterado de que el PP había fletado un autobús con toda la cúpula de Castilla y León para montar follón en el pleno", explicó Roque Ortega, presidente de la Asociación Soriana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza, integrada en Ecologistas en Acción, que ha recogido cerca de 6.500 firmas contra la Ciudad del Medio Ambiente.

"Hoy es un día triste, pero no sólo para Soria. Esperemos que el PP no decida repetir este método de decretazo para urbanizar en otros terrenos protegidos de España. ¿A quién no le gustaría tener un chalé con vistas en plenos Picos de Europa?", concluyó. Otros polémicos planes urbanísticos, como la estación de esquí de San Glorio, seguirán el mismo camino, tramitados como ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 2007