Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno catalán pagará hasta 8.000 euros a las empresas con planes de igualdad

Serna da prioridad al impulso de políticas públicas en favor de la mujer frente a la paridad

Sabido es que el Gobierno catalán, con 15 miembros y sólo 4 consejeras, tampoco ha cumplido con sus promesas en materia de paridad de sexo para el conjunto de altos cargos. Ayer, tras el Consell Executiu que aprobó un programa en favor de la igualdad de oportunidades en el trabajo, la oposición de Convergència i Unió (CiU) hurgó por este flanco débil y sacó a relucir que, de las direcciones generales para arriba, los hombres copan el 72% de los puestos. Pese a discrepar de estas cifras, la consejera de Trabajo, Mar Serna, encajó que la paridad no existe y puso énfasis en "las políticas públicas que promuevan la igualdad". La Generalitat pagará hasta 8.000 euros a las empresas que apliquen planes de igualdad.

Serna admitió que "algunos departamentos" del Gobierno catalán tienen "algunas dificultades" para cumplir con la prometida paridad, pero salvó a otros como Salud, Justicia, Acción Social e Innovación, Universidades y Empresa. El principal acuerdo que tomó ayer el Ejecutivo de José Montilla fue un programa para la igualdad de oportunidades en el mercado laboral, al frente del cual está Sara Berbel, previo análisis del panorama. Y el panorama es éste:

Las mujeres en edad de trabajar que tienen un empleo son el 62% del total, cuando en el caso de los hombres el porcentaje escala al 81%. El paro, en los niveles más bajos de los últimos 30 años, sigue azotando más a las mujeres: su nivel de desempleo es del 8,1%, frente al 5,6% de los hombres. Y apenas un tercio de la población ocupada con cargos directivos corresponde a mujeres.

Subvenciones

Mientras que la futura Ley de Igualdad -que hará obligatorio aplicar planes de igualdad en empresas con más de 250 empleados- sigue su tramitación parlamentaria en el Senado, el Gobierno catalán se adelanta a esta ley con medidas de aplicación voluntaria, pero con zanahoria. A aquellas empresas con 10 o más trabajadores que acrediten estar aplicando medidas en favor de la igualdad, la Generalitat les cubrirá hasta el 80% de ese coste. La subvención tendrá un tope de 8.000 euros por empresa.

Las empresas de más de 100 trabajadores que, como alternativa, deseen incorporar a una profesional que actúe como agente de la igualdad -que introduzca la perspectiva de sexo en las decisiones de la compañía-, tendrán pagado hasta el 70% del coste de la retribución bruta anual de dicho agente, cuyo contrato deberá ser indefinido. La cuantía máxima de la subvención será de 15.000 euros. Hoy sólo tres empresas cuentan con uno de estos agentes, mientras que las empresas con planes de igualdad en Cataluña suman 10.045 trabajadores.

Otra medida aprobada es el pago por la Generalitat de la formación de mujeres en sectores donde haya pocas y con falta de mano de obra (la construcción o los transportes), siempre que las empresas se comprometan a contratar al 60% de las formadas.

La mujer sigue cobrando el 30% menos

El salario bruto anual de una trabajadora catalana equivale al 66,8% del salario bruto anual de un trabajador. Traducido en dinero, una mujer cobra 15.347 euros y un hombre, 22.987 euros, según los últimos datos disponibles comparables, de 2004.

Sólo el 25% de los representantes de los trabajadores en la negociación de convenios de empresas son mujeres, lo que dificulta que la introducción de planes de igualdad sea una prioridad en dicha negociación.

El paro en Cataluña está en niveles muy bajos, los más reducidos de las últimas tres décadas. Pero mientras que en el caso de los hombres la situación es casi de pleno empleo, el desempleo afecta al 8,1% de las trabajadoras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de marzo de 2007

Más información