Calatrava exige a Azkuna que suprima la conexión de su puente con el centro de Bilbao

El arquitecto denuncia vulneración de su propiedad intelectual y daños morales a su obra

El arquitecto valenciano Santiago Calatrava cumplió ayer su amenaza y presentó una denuncia por vulneración de la propiedad intelectual contra el Ayuntamiento de Bilbao y dos constructoras, por unir su pasarela peatonal Zubi-zuri con la nueva área diseñada por el japonés Arata Isozaki. El equipo de Calatrava exige que se restituya su obra a la situación anterior o se le abone una indemnización. Asegura que el Ayuntamiento, que hoy inaugura la conexión casi diez años después de la apertura de la pasarela, ha hecho caso omiso desde junio a sus reclamaciones.

Más información

La pasarela peatonal que desde hace casi diez años une, salvando la Ría, la zona del Campo Volantín con el Ensanche sigue envuelta en la polémica. A los problemas de su construcción (en los 80 el proyecto quedó paralizado por la quiebra del proyecto inmobiliario original de Uribitarte y luego hubo una controvertida recalificación para uso residencial), se unió la inicial inutilidad de su inauguración, ya que hubo que montar una estructura de mecanotubo para que el puente condujera a alguna parte. Hace tres años, esa instalación se desmontó definitivamente para abordar las obras de construcción del nuevo complejo de Uribitarte diseñado por el arquitecto japonés Arata Isozaki. Está compuesto por dos torres de 82 metros de altura y siete edificios y pasajes comerciales, con una inversión de 90 millones de euros. La conexión directa entre la gran escalinata que desciende de Alameda de Mazarredo con la pasarela de Calatrava se resuelve con un paso elevado que empalma con el tablero del puente y que ha indignado al arquitecto valenciano.

Calatrava formalizó ayer la denuncia en un juzgado de lo mercantil de Bilbao por lo que considera "daños morales" a su obra y "vulneración de la propiedad intelectual". Su representante en España, Fernando Villalonga, acudió a los juzgados de Bilbao para demandar al Ayuntamiento y las dos constructoras del proyecto, Vizcaína de Edificaciones y Lariam.

"No es entre arquitectos"

Villalonga subrayó que no hay ningún conflicto con Isozaki. "No es un tema de lucha entre arquitectos, sino de arte y cultura exclusivamente", explicó. Aseguró que, con este empalme, el Zubi-zuri no es simétrico y "se corta la barandilla" del puente. A su juicio, existe una lesión de los "derechos morales" del autor en su propiedad intelectual, por lo que reclama que se restituya la pasarela a su estado anterior o una indemnización cuya cuantía no quiso desvelar Villalonga. "No es un tema de dinero, sino de principios, de respeto al artista y de protección de una obra pública. Vamos en contra de la ruptura del puente".

El representante de Calatrava asegura que desde junio llevan intentando contactar con el Ayuntamiento para solucionar este asunto. "Hemos mandado cartas y un burofax, pero no ha habido ninguna respuesta hasta ahora. Y nos hemos encontrado con el hecho consumado de que se corta el puente", manifestó.

Aunque la propiedad del puente sea municipal, el equipo de Calatrava sostiene que existe una protección de la propiedad intelectual, que "no puede ser agredida por el propietario material". "Aunque una obra esté en un espacio público o privado, existe un derecho moral del arquitecto", señaló Villalonga. Agregó que el caso no habría llegado a los tribunales si se les hubiera informado de la intención de acometer esta conexión. Y recordó en este sentido lo ocurrido en la terminal del aeropuerto de Loiu, también diseñada por Calatrava, donde se van a acometerse varias reformas para hacerla más funcional y adaptada a las condiciones climáticas de Euskadi.

Más de un año de litigio

Villalonga aseguró que no existe ninguna "cuestión personal" contra el alcalde, Iñaki Azkuna, y que es "la primera vez" que Calatrava tiene un conflicto así. "Es una situación muy desagradable y Santiago está muy afectado", agregó. Los abogados del arquitecto valenciano estiman que el litigio no se solventará antes de un año.

El Ayuntamiento, que hoy inaugurará en un acto oficial la conexión con el puente de Calatrava, no quiso realizar ningún comentario hasta conocer la denuncia. El alcalde replicó la pasada semana que, si la demanda se tramitaba, el Ayuntamiento denunciará su vez a Calatrava por las numerosas caídas que se han registrado debido al piso deslizante de la pasarela y la constante rotura de las losetas de vidrio de su tablero.

En sus declaraciones tras el último pleno municipal, Azkuna remarcó que el consistorio es el "legítimo propietario". "Estaríamos buenos si no pudiéramos, sin el permiso de Calatrava, quitar el puente si el Ayuntamiento se lo plantea dentro de 20 años". Advirtió de que, si había denuncia del arquitecto, el consistorio "se verá en los tribunales" con él y se mostró hastiado de la "dictadura del señor Calatrava".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50